Cómo participar en reconstruir, de forma sostenible, una casa

Por Eréndira Derbez

Ya pasaron más de cinco largos meses desde el sismo del 19S, pero la reconstrucción apenas comienza. Los actos de solidaridad desbordada de aquellos días septembrinos no son —no pueden ser— los de hoy,  pero aún hay mucho por hacer y lugares donde colaborar: uno de ellos es Vivmedio.

Vivmedio (que en esperanto quiere decir hábitat) es un proyecto sin fines de lucro coordinado por ingenieros y arquitectos, platiqué con dos de sus fundadores: Fernando Patiño, arquitecto y Diego Merla, ingeniero civil.

A Diego le interesa la ingeniería sustentable “desde crear esquemas de financiamiento hasta planear los proyectos en sí”. En septiembre del año pasado coordinó una brigada para hacer revisión estructural y el levantamiento de daños en Hueyapan, Morelos. En esos días pensó en una propuesta de vivienda que fuese un proyecto para las comunidades, ambos conocían el método constructivo de los tabiques de PET y ecotecnias como la captación de agua pluvial y los sanitarios secos.

Foto: Vivmedio

Fernando, tras el 19S participó en las brigadas de la facultad de arquitectura de la UNAM y el CENAPRED y días después se integró al colectivo Vivmedio. Ahora mismo se encarga del diseño arquitectónico en una casa en Xochimilco, con espacios mínimos habitables para la familia de Mary, que perdió todo tras el sismo.

La casa de doña Mary se construye con muros de botellas de PET, estructura de madera, cubierta a dos aguas para captación de agua pluvial y un baño seco. La escasez de agua potable en la zona requiere de la recolección de agua pluvial y debido a la falta de drenaje se optó por un baño seco —que, a diferencia de una letrina, consta de contenedores impermeables para almacenar los deshechos, para que después de un tiempo estos funcionen como abono para los cultivos-.

Foto: Vivmedio

Para Patiño es importante que estos elementos “se junten para formar un todo de manera armónica y que no se vean como partes añadidas y mal logradas”. Me explica que las botellas de pet se rellenan de arena muy compacta y que después de haber realizado simulaciones con modelos estructurales “comprobamos que los muros reaccionan bien al sismo.”

Actualmente cuentan con el apoyo de socios del Club Alemán pero aún requieren donaciones en especie y, sobre todo, manos. Las épocas de lluvia están por venir y la casa debe de estar terminada para entonces.

Cualquiera puede participar como voluntario los fines de semana, incluso niños en compañía de un adulto.

Sus redes son @vivmediomx y su correo para ofrecer trabajo voluntario y coordinar los viajes a Xochimilco en coche compartido es vivmedio@gmail.com

***

Twitter: @erederbez

Notas relacionadas:

Comentarios