Por “uso faccioso” de la PGR, Movimiento Ciudadano rompe relación con gobierno federal

En Movimiento Ciudadano no se comieron el cuento de que la difusión que la PGR hizo del video de Ricardo Anaya en la SEIDO fue para responder al “interés público” y, ya que – según ellos–  parece que el gobierno federal está haciendo uso de las instituciones para meter mano en las elecciones, han decidido romper cualquier tipo de relación con la administración de Enrique Peña Nieto.

¿Van a regresar el dinero federal?, ¿abandonarán el proceso electoral? No, sólo dejaran de atender sus llamados y ya no asistirán a las reuniones que convoquen Y, aunque continuarán con su presencia en el Senado y Cámara de Diputados, sus representantes marcarán raya con el oficialismo. “Que quede claro que los senadores, los diputados, los órganos de dirección política del proyecto, estén en una, no sana distancia, sino en una clara diferencia con el abuso de poder”, señaló el líder histórico de MC, Dante Delgado.

De acuerdo con Reforma, el emecista acusó que el titular de la PGR, Alberto Elías Beltrán, está actuando como un empleado de la Secretaría de Gobernación, al no respetar la convocatoria que él mismo hizo para que los partidos llegaran  a un acuerdo sobre el tema electoral. “Ahora me explico por qué pusieron a Navarrete Prida en Gobernación, él es el que está operando desde Gobierno (…) utilizando el garrote de una Procuraduría facciosa (…) si el Gobierno utiliza las instituciones para lastimar un proyecto de carácter electoral, es claro que nosotros tenemos que romper cualquier relación política con ese gobierno”.

Aunque el señalamiento lo hizo sólo a nombre de Movimiento Ciudadano, Delgado adelantó que pedirá a los otros dos partidos con los que forma la Coordinación Nacional Ejecutiva del Frente (PAN y PRD) que consideren también romper con el gobierno, esto con el fin de que desde el gobierno federal se deje de meter mano en el proceso electoral.

La idea de que la administración de EPN como que está usando la maquinaria del Estado para tratar de perjudicar a Ricardo Anaya, no nació sólo por la difusión del video de la SEIDO. Desde antes de esto, el Frente ha planteado que las acusaciones de lavado en contra de su candidato presidencial son meros recursos para bajarlo del segundo lugar que ocupa en las encuestas (y que suba su gallo, obviamente). Cuestionado al respecto, el vocero de Presidencia, Eduardo Sánchez, dijo “noooo, cómo creen”… bueno, lo que realmente dijo fue que “el fragor de las campañas políticas generalmente generan este tipo de posicionamientos. La realidad es que el presidente Enrique Peña Nieto ha observado -durante toda su administración- una conducta impecable respecto, precisamente, a la observancia de la ley durante los procesos electorales”.

Notas relacionadas:

Comentarios