Critican a Denise Dresser por tronarle los dedos a legisladores

“Qué clasista”, “yo hubiera hecho lo mismo”, “Zoé, ¿por la banda?” son algunos de los comentarios que se pueden leer en las redes sociales ahora que “Denise Dresser” llegó a TT en Twitter. ¿Por qué? Por el siguiente video.

A los que muy finamente la analista y activista les llamó la atención al más puro estilo de un mirrey que quiere que rápido le traigan sus tacos, son los senadores Gabriela Cuevas y Zoé Robledo, ambos adheridos a Morena, esto mientras participaban en la mesa “Politólogos del ITAM en las cámaras legislativas”. Aunque muchos fueron los que señalaron que los legisladores nomás estaban hablando en lo que Dresser intentaba hacer como que le ponía atención al otro panelista, las críticas contra la polítologa no se dejaron esperar, tachándola de “clasista”, “prepotente” e “intolerante”.

Ante los manchados señalamientos, la ITAMita que el año pasado dijo que se iba a aventar a la presidencia por la vía independiente, aceptó que quizás sí la había regado al tronarle los dedos a los morenistas para llamarles la atención; sin embargo, justificó que, “al calor” del evento (se ve que estaban caldeados los ánimos), no encontró otra forma de “parar el cuchicheo prolongado e irrespetuoso para el otro ponente que hablaba”.

En respuesta a la disculpa, el senador chiapaneco también intentó justificar lo que se ve en imágenes. Según el representante de PT/Morena, Dresser de último momento les cambio el formato del panel, por lo que él nomás estaba comentando la situación con Gabriela Cuevas. “Aclaro: no era cuchicheo, era desconcierto compartido entre quienes acudimos a un diálogo con alumnos de @CPoliticaITAM y no a un debate electoral”

El intercambio de tuits terminó con Dresser, quien comento que a ella le dijeron que, si bien se trataba de un diálogo con estudiantes, ella podía aprovechar que tenía a políticos enfrente para tocar “temas de coyuntura”. Entonces, lo que notó fue que, al cuestionar -junto con los estudiantes- las incongruencias de sus candidatos, lo que hicieron Robledo y Cuevas fue evadir respuestas, molestarse y, para rematar, cuchihear. “Aprendan a rendir cuentas”, remató.

Y bueno, el siempre confiable y jocoso usuario Vampipe se dio a la ociosa tarea de contar el numero de veces que los panelistas se preguntaron quiénes habían pasado en la Concachampions, en los otros tenían el micrófono… Ahí ustedes decidan a quién le dan la razón de esta nada emocionante discusión.

Comentarios