Ya le dijeron que no puede haber excepciones, pero Trump propone exención de aranceles a cambio de TLC “justo”

Luego de que el pasado jueves el presidente de Estados Unidos le metiera un susto a empresarios, al anunciar que impondrá fuertes aranceles a la importación de acero y aluminios, ahora -así como con su cambalache de muro a cambio de protección a dreamers- propone que, para eliminar  los impuestos mencionados (pero sólo a México y Canadá), necesita que haya un Tratado de Libre Comercio (TLC) “justo”…

De acuerdo con lo que Donald Trump anunció la semana pasada, próximamente se oficializará aranceles de aceros y aluminio: para los primeros sería de 25%, mientras que para los segundos de 10%. Esto como una medida de “proteger a los productores estadounidenses”, justificó el mandatario republicano. ““Nuestras industrias de acero y aluminio (y muchas otras) han sido diezmadas por décadas de comercio desleal y mala política con países de todo el mundo. No debemos permitir que nuestro país, las empresas y los trabajadores sean aprovechados más tiempo”, escribió el presidente en Twitter (dónde más).

Sin embargo, esta mañana propuso (otra vez por Twitter) que si Canadá y México quieren que no se aplique una alza a los aranceles, pues tienen que flexibilizar su posición en las negociaciones del TLCAN. ¿Qué tanto? Bueno, en el caso de Canadá, debe ofrecer un “mejor trato” a los agricultores, mientras que México “debe hacer mucho más para evitar que las drogas lleguen a los EE. UU. No han hecho lo que se debe hacer. Hay millones de personas adictas y moribundas (…) Para proteger nuestro país, debemos proteger el acero americano”, remata el presidente.

La propuesta de Trump llega el mismo día en que se dará por finalizada la séptima ronda de renegociaciones del Tratado de Libre Comercio y un día después de que el presidente del Comité de Medios y Procedimientos de la Cámara de Representantes, Kevin Brady, se mostró a favor de la idea de que México y Canadá no sean incluidos en una eventual imposición de aranceles al acero y al aluminio… ya que, según lo dibujado por Trump, el arancel sería global.

Sin embargo, Peter Navarro, uno de los asesores del magnate, insinuó el clásico “o todos coludos o todos rabones”, es decir, que en caso de que se impongan los nuevos aranceles, estos excluirán a ningún país. “Tan pronto como se exenta a un país, entonces se tiene que exentar a otros”, señaló Navarro en entrevista para CNN.

En respuesta a la posible medida arancelaria de Trump, tanto Canadá como Estados Unidos prevén aplicar la misma e imponer medidas de represalia… y México… bueno, en México los representantes en las negociaciones siguen estudiando la situación.

Comentarios