Cine

¿Por qué los mexicanos dominaron los Oscar este 2018?

Desde 2017 y tras la victoria de Donald Trump, mucho se comenzó a hablar sobre México y el poder de los mexicanos. A pesar de tener un hombre racista como presidente, los estadounidenses se mostraron a favor de nuestro país y de nuestra gente. Fue allí cuando surgió una chamarra con la insignia “Mexico is the shit” que posteriormente se convirtió en la prenda obligatoria para cuando los extranjeros visitaran México. Era su forma de enaltecer a la nación vecina y de “pedir disculpas” por lo que había ocurrido en su país pero, ¿hasta qué punto llegó esto?

En la 90º edición de los Oscar algo quedó claro, y eso fue que México imperó durante la premiación. Aunque este punto no quedaron muy claros los motivos que orillaron a los organizadores a darle tanto protagonismo a nuestro país en la ceremonia, cierto es que esto no pasó desapercibido. Al menos no para nosotros.

Comencemos con decir que de música incidental, se alcanzaron a escuchar cuatro canciones muy famosas de origen mexicano. Éstas fueron “Perfidia”, que es un bolero original del compositor chiapaneco, Alberto Domínguez, “Bésame Mucho”, tema original de la pianista y compositora mexicana, Consuelito Velázquez“Solamente Una Vez”, de Agustín Lara, y finalmente “La Llorona”, canción que proviene del Istmo de Tehuantepec, Oaxaca

Después está Coco, una cinta de Disney y Pixar basada en las costumbres de Día de Muertos. La investigación que hubo detrás, no fue solo de un año sino de muchos. De muchas visitas de parte de todo el equipo de Pixar para lograr un resultado como lo tuvo Coco, la película que se convirtió en el emblema de México, de sus tradiciones, y que logró dos Oscar a Mejor Cinta Animada y Mejor Canción Original. Tal vez no hay mucha relación con Donald Trump pero, es un hecho que el timing para el lanzamiento de Coco fue prácticamente perfecto, pues además de salir el Día de Muertos también se estrenó en el año en que Trump tomó el poder.

Con lo anterior viene a colación Natalia Lafourcade, una de las artistas veracruzanas con más auge no solo en México, sino en toda América. Es su talento, su voz y la música que elige para sus letras lo que la ha hecho entrar en el gusto de todos pero además,  ese talento fue precisamente lo que hizo que los creadores de Coco la eligieran para cantar la versión tanto en español como en inglés de “Remember Me” o “Recuérdame”, el tema de esta cinta animada que ganó un Oscar a Mejor Canción Original. 

natalia lafourcade en los oscar 2018

Luego está Gael García, uno de los artistas favoritos de México por excelencia que no necesita más introducción ni más qué decir de su talento, de lo mucho que le ha costado abrirse paso en el extranjero y que su popularidad no es en vano.

gael garcía en los oscar 2018

Lo mismo sucede con Guillermo del Toro, que en esta edición de los Oscar ganó los dos premios más importantes de la ceremonia: Mejor Director y Mejor Película. A pesar de haber logrado 13 nominaciones y de solo ganar cuatro (incluidas las ya mencionadas), el cineasta tapatío dejó ver esa humildad, sencillez y amor al arte característica de sus amigos y también compañeros directores, Alfonso Cuarón y Alejandro González Iñárritu. The Shape of Water es una belleza de película por sí sola. Todo en ella es perfecto y, ha sido precisamente eso, el reflejo del talento de Del Toro, lo que lo ha hecho llegar hasta donde está pero sobre todo, a ser reconocido en el mundo entero.

guillermo del toro oscar 2018

Después están todos los mexicanos que fueron invitados a la premiación. Ya sea en el caso de Eugenio Derbez para presentar a “Remember Me”, de Coco, o bien, Eiza González junto a Ansel Elgort presentando Mejor Mezcla de Sonido y Mejor Edición de Sonido. Más allá del vestido de Eiza que casi parecía traje de baño y que fue el más trolleado durante la ceremonia, o el copetazo tipo Jimmy Neutron de Eugenio, está el papel que ambos realizan en Estados Unidos.

Comencemos con decir que así como Salma Hayek —quien también estuvo presente en los Oscar y de hecho aprovechó para hablar de Time’s Up—, poco a poco Derbez se está abriendo camino en Estados Unidos con películas palomeras y malhechas, sí, pero que lo están colocando dentro del ojo gringo. La cinta que digamos, lo catapultó a la fama, fue No se Aceptan Devoluciones. Una producción básica, en la que Eugenio interpreta a un padre que tiene que lidiar con la llegada de una bebé —algo así como I Am Sam de Sean Penn pero sin el retraso mental y más barato—, fue lo que posteriormente ocasionó que  él comenzara a trabajar con Anna Faris y que incluso fuera apadrinado por Eva Longoria. Si bien Faris es una actriz de comedia, cierto es que tiene presencia dentro del nicho de comedia, así que para ser un antecedente al igual que No se Aceptan Devoluciones no está… nada mal.

eugenio derbez en los oscar 2018

Luego está Eiza González, quien después de aparecer en Lola, Érase una Vez (y varias cirugías estéticas más tarde), logró protagonizar From Dusk Till Dawn, la serie de Netflix inspirada en la película de Robert Rodriguez y Quentin Tarantino  que casualmente también protagonizó Salma Hayek en 1996. Después, formó parte del elenco de Baby Driver, una cinta que en esta edición de los Oscar tuvo tres nominaciones a Mejor Edición, Mejor Edición de Sonido y Mejor Mezcla de Sonido. Aunque el filme no se llevó ninguna estatuilla, para su creación el director Edgar Wright buscaba una mujer exótica; a partir de esto y para fortuna de González, fue el mismo Robert Rodríguez el que la recomendó. Allí Eiza actuó junto a actores de la talla de Jon Hamm, Jamie Foxx y Kevin Spacey —que sí, sabemos que ha sido acusado de acoso y abuso sexual, pero eso no demerita su calidad como actor—. Un buen comienzo a pesar de que ahora no quiera dar entrevistas en México.

eiza gonzález en los oscar 2018

Ahora que ya hablamos de casi todo, no podemos perder la oportunidad de mencionar a Salma Hayek, quien comenzó su carrera dentro de las telenovelas mexicanas y, después de que Robert Rodríguez le diera la oportunidad, de que tuviera que pasar peripecias con Harvey Weinstein para lanzar Frida —la cinta que la llevó al estrellato—, ahora se ha convertido en un símbolo de “mexicana luchona”. En cuanto a actuación puede que Salma no sea tan talentosa, pero es un hecho que esa sencillez y ese orgullo por ser mexicana lo lleva a todas partes; que sus proyectos, por más básicos que sean, logran llamar la atención. ¿La razón? Salma es Salma, la mexicana que hoy duerme entre sus laureles, que es conocida mundialmente y que sí, a la gente le gusta. Es el modelo a seguir de toda aspirante a ser famosa.

salma hayek oscar 2018
Ashely Judd y Annabella Sciorra, de las primeras en iniciar el movimiento contra el acoso y abuso sexual en Hollywood.

Puede que algunos de estos mexicanos no “merezcan” estar dentro de la ceremonia más importante del cine. Puede que todo esto sea una forma en la que Estados Unidos le pide “disculpas” a México por el muro inexistente, por un presidente con ideas arbitrarias y que a pesar de todo representa mayorías. Puede que nada de esto esté ligado pero lo que sí, es que ya sea de una u otra forma, México tiene presencia en Estados Unidos a través de estos artistas. Sin importar si es en mayor o menor grado, todos ellos,  después de aparecer juntos en la noche del 04 de marzo en el Dolby Theatre, ya no serán igual. Ahora la pregunta es… ¿esto fue solo por una noche?

mexicanos en los oscar 2018

Comentarios