8 trabajadores de Pemex son suspendidos por robo de combustible

El robo de combustible se ha convertido en uno de los principales dolores de cabeza del gobierno mexicano en el sentido de economía y de seguridad. De acuerdo con Forbes, los golpes a los ingresos se traducen en mil millones de dólares.

Durante 2017, las tomas clandestinas de combustible rompieron récord en México. A pesar de las actividades de supervisión y combate al robo de combustible en ductos que hicieron las autoridades del gobierno mexicano, Pemex registró que en ese año hubo 10 mil 363 tomas clandestinas.

Y esta cifra a su vez rebasó más de 50% las 6 mil 873 tomas ilegales reportadas en 2016.

Las investigaciones continuaron y hoy, 5 de marzo, la Secretaría de la Función Pública anunció la suspensión a 8 trabajadores de Pemex por presuntamente participar en el robo de combustible. De acuerdo con la petrolera, los servidores forman parte de una red organizada que manipulaba y alteraba válvulas en el Poliducto de Minatitlán,Veracruz.

El Universal  refiere que la dependencia veracruzana detectó la participación de los trabajadores en una red de manipulación de San Octavio, del Poliducto de Minatitlán-México y en Acayucan Veracruz. 

Pemex señaló que las investigaciones continúan su curso con el propósito de deslindar responsabilidades y determina el número total de trabajadores involucrados. Aunque aclararon que por el momento ésta es una medida cautelar que no prejuzga las probables responsabilidades administrativas de los servidores públicos.

Forbes México refiere que los 5 estados en donde más se registró el robo de combustible el año pasado son Guanajuato, Puebla, Tamaulipas, Hidalgo, Tlaxcala y el Estado de México. Juntos, representan el 60% de las tomas clandestinas reportadas entre enero y diciembre de 2017.

Los estados sin tomas fueron Baja California, Campeche, Colima, Nayarit, Querétaro y Zacatecas.

Foto destacada: El Financiero 

Comentarios