Aranceles no incentivan TLCAN y México responderá “en el mismo nivel de represalias”: Guajardo

Como les informamos ayer, resulta que para “proteger” a las empresas de su país, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, cree que es buena idea imponer unos muy manchados aranceles a las importaciones de acero y aluminio (de 25 y 10%, respectivamente, según su propuesta). Sin embargo, como todo puede negociarse, ayer ofreció uno de sus ya clásicos intercambios: así como plantea muro por protección a dreamers, ahora pone en la mesa que si le dan un TLCAN “justo” (por no decir, beneficioso –más– para EEUU) él podría exentar de aranceles a los países implicados. Y esto respondió la parte mexicana.

Sin decir si sí o no (aunque más tirándole a una negativa), el secretario de Economía, Ildefonso Guajardo, calificó como “equivocada” la forma en que Trump pretende animar a los gobiernos de México y Canadá a renegociar un Tratado de Libre Comercio (TLCAN) “moderno”. Por medio de su cuenta Twitter, uno de los pocos que sigue chambeándole en el gabinete de Enrique Peña Nieto respondió al mensaje que, también vía red del pajarito, hizo el mandatario estadounidense, esto previo al cierra de la séptima ronda de renegociaciones del tratado comercial (la cual concluyó sin muchos avances).

Así como en Europa ya se habla de represalias en caso de la imposición de aranceles, Guajardo señaló que el gobierno mexicano respondería en el mismo nivel, tomando medidas comerciales que lo harían entrar en la inminente “guerra comercial” que planteó Trump hace unos días. “Tú tienes que mantener el nivel de contraataque o respuesta en el mismo canal (…) no necesariamente vas a contestar en acero (sino) en (un) producto altamente sensible que tengan implicaciones políticas en muchos sectores”, señaló el titular de Economía en entrevista radiofónica, sin decir exactamente cual sería la jugada mexicana en caso de ser incluido en el plan arancelario que, posiblemente, se concrete esta semana.

De acuerdo con Reforma, Guajardo considera que México no debería ser parte del plan con el que se pretende imponer fuertes aranceles a las mencionadas importaciones. Y aunque en la misma línea se pronunció el presidente del Comité de Medios y Procedimientos de la Cámara de Representantes, Kevin Brady, al señalar que ni México ni Canadá deberían estar en el proyecto, uno de los asesores directos del magnate al que ya se le ve el chiclocentro, Peter Navarro, ya dijo que no puede haber excepciones: “Tan pronto como se exenta a un país, entonces se tiene que exentar a otros”, dijo para CNN.

¿Entonces? pues para evitar las medidas de represalia que ya se vislumbran del lado europeo y canadiense (el inicio de una temida guerra comercial) lo más probable es que el proyecto del republicano no prospere… aunque, siempre está la posibilidad de que la gente de Trump logré imponerse con el discurso que estrenó la semana pasada: “las guerras comerciales son buenas y fáciles de ganar”.

Comentarios