¿Sólo a comer y a saludar? El ‘Jefe Diego’ explica por qué fue a la taquiza de Meade

Durante las últimas semanas, Diego Fernández de Cevallos, conocido popularmente como “El Jefe Diego“, se ha convertido en una de los más férreos y punzantes defensores de Ricardo Anaya Cortés, candidato presidencial de la coalición “Por México al Frente“. El prolífico panista y actual asesor legal del “Joven maravilla” ha tratado de proteger, a capa y espada, a su aprendiz de los embates orquestados desde la Procuraduría General de la República (PGR).

¿Recuerdan cuando esta dependencia filtró un video en el que Anaya se negaba a declarar sobre el presunto caso de lavado de dinero y supuestamente le mentaba la madre a un funcionario? Don Diego Fernández se echó toda la culpa y aseguró que él fue quien dijo “hijos de puta“.

El excandidato presidencial ha afirmado en varias ocasiones que las acusaciones formuladas por la PGR carecen de fundamentos y acusó al Gobierno Federal de querer bajar a Anaya a la mala. “La única forma que tienen para quitar a Ricardo Anaya es matándolo, ya no le anden buscando… por eso les digo, para que lo entienda el gobierno pueden sacar todo el baño de lodo, a Ricardo Anaya sólo lo quitan el día de la elección muerto, no va a haber otra manera, punto”, dijo Fernández de Cevallos en entrevista con el periodista Ciro Gómez Leyva.

¿Ricardo Anaya es el cambio que necesita México? Eso dice The Economist
Foto: The Economist

Muy bonita la defensa y todo pero… ¿vamos a echarnos unos taquitos con Meade?  

El pasado martes 27 de febrero, José Antonio Meade Kuribreña, candidato de la alianza PRI-PVEM-PANAL, cumplió 49 años. El festejo, sin embargo, no se llevó a cabo sino hasta el  jueves de esa semana. De acuerdo con varios reportes periodísticos, a la taquiza que ofreció Pepemid asistieron personajes como los gobernadores Manuel Velasco Coello José Ignacio Peralta, además de los secretarios José Narro Robles e Ildefonso Guajardo.

La presencia que dio más de qué hablar fue la del mismísimo “Jefe Diego” quien, a pesar de estar peleándose públicamente con el gobierno y los priistas, no encontró inconveniente para ir a disfrutar del guateque.

Ayer, 5 de marzo, Diego Fernández de Cevallos asistió al programa del periodista Carlos Puig y aclaró —o, más bien, trató de aclarar— por qué asistió al jolgorio de Meade Kuribreña cuando, se supone, está peleadísimo con su grupo político. Diego aseguró que fue a felicitar a su amigo, que circunstancialmente es candidato de un partido distinto al suyo. “Soy amigo de mis amigos, cada año voy y como siempre, fui muy bien atendido por todos; tiene una familia muy valiosa”, dijo el “Jefe Diego”.

Eso nos lleva a que una vez por todas distingamos la virtud, la cualidad, de la perspicacia, de la tontería, de la falla humana, de la suspicacia (…) el perspicaz es aquel que percibe fácilmente lo que ve, lo que le rodea, lo que muchas veces no es claro. Y el suspicaz es un mentecato que todo lo quiere encontrar mal”, mencionó el panista.

De acuerdo con la columnista Lourdes Mendoza, el ambiente de la fiesta se tensó cuando “El Jefe Diego” arribó a escena y alguno que otro de los asistentes se formuló el siguiente cuestionamiento: “¿Qué hace este hijo de puta aquí?”. La colaboradora de el periódico El Financiero señaló que el defensor de Anaya nada más pasó a saludar.

Comentarios