‘La Academia reconoció no sólo a uno, sino dos abusadores’, ex esposa de Gary Oldman

Sin lugar a duda, algo confuso –por no decir extraño– está sucediendo con el #MeToo y los movimientos que buscan igualdad y justicia para las personas que han sufrido abuso de poder, acoso sexual o han sido víctimas de violación, sobre todo las mujeres en la industria del entretenimiento.

El pasado 4 de marzo, la noche en que se celebraron los premios Oscar, estos movimientos se hicieron presentes de diversas formas, pero al parecer, no siempre fueron positivas: Gary Oldman, uno de los mejores actores de la actualidad, se llevó su primer Oscar como Mejor Actor después de más de 30 años de grandes interpretaciones; sin embargo, poco tiempo después de la noticia, su ex esposa, Donya Fiorentino, lo acusó de abuso físico y emocional.

Felicidades, Gary y felicidades a la Academia por reconocer no sólo a un abusador, sino dos. Pensé que habíamos avanzado. ¿Qué le sucedió al movimiento #MeToo?”, escribió en un comunicado publicado en TMZ.

Fiorentino, quien estuvo casada con Oldman de 1997 a 2001 –fue su tercer esposa–, acusó al protagonista de Darkest Hour de abuso físico y emocional durante los cuatro años de su matrimonio. En específico, sus acusaciones se dirigen a un incidente en el que el actor, supuestamente, la atacó con un teléfono. Inmediatamente, Oldman negó todas las acusaciones en su contra.

Gary Oldman y Donya Fiorentino en 2000 / Getty Images

Sabemos que el primer acusado es Oldman. Pero, ¿de quién se trata el otro “abusador” señalado por Fiorentino? El ex basquetbolista Kobe Bryant, quien recibió un Oscar por Dear Basketball como Mejor Corto Animado junto al animador Glen Keane (Aladdin, La sirenita, Tarzán, Enredados).

Kobe Bryant recibió un Oscar por ‘Dear Basketball’ en 2018 / Getty Images

Bryant fue acusado de violación en 2003 pero el caso, llevado hasta la corte, fue relegado después de que la víctima se negara a testificar sobre los hechos. 

Comentarios