¡PLOP! Ladrones se visten de cajeros de 7-Eleven para robar a gusto

En nuestro país se desarrollan algunas historias tan increíbles e irrisorias que ni al más creativo literato se le podrían haber ocurrido. Esta es una de esas y sucedió en Monterrey, Nuevo León. El pasado domingo 4 de marzo una pareja de asaltantes dieron el golpe en una tienda 7-Eleven ubicada en la colonia Industrias del Vidrio, en San Nicolás de los Garza. Los delincuentes ataron, amordazaron y encerraron al único empleado que se encontraba en el establecimiento.

¿Qué hicieron después? En lugar de salir del lugar con el botín, decidieron ponerse las camisetas que identifican a los trabajadores de la tienda de autoservicio y se pusieron a “chambear”.

KHÈÈÈ???? Así como lo leen. Los ladrones se hicieron pasar por cajeros y durante aproximadamente dos horas se dedicaron a atender a los clientes. ¿Y esto como para qué? Para llevarse más marmaja. De acuerdo con información publicada por el periódico El Norte, durante su estancia en la tienda, los probables responsables del robo se apoderaron de 4 mil pesos y, además, realizaron varios depósitos por 30 mil pesos a cuentas bancarias, presumiblemente, para su beneficio.

Las autoridades señalaron que el asalto podría haber sido cometido por algún exempleado o en colaboración con alguno debido a que se necesita la contraseña de uno de ellos para abrir la caja registradora y realizar las transferencias bancarias.

Ladrones se hacen pasar por cajeros del Seven Eleven para llevarse un mejor botín
Foto: Shutterstock

Paso a paso: ¿cómo operó la pareja a la hora del robo?

1) Una fuente de la policía comentó a El Norte que la mujer que participó en el asalto fue la primera en entrar a la tienda. Se quedó mirando los productos de un estante.

2) Momentos después llegó su cómplice y amagó al trabajador del 7-Eleven con un arma de fuego. La pareja llevó al empleado al “cuarto frío”, donde fue sometido y amarrado.

3) Los falsos cajeros se pusieron el uniforme y empezaron a atender a los clientes durante dos horas.

4) Según la fuente que habló con el diario, estos huyeron del lugar a pie. Cuando el empleado encerrado dejó de escuchar movimiento, salió de la bodega y reportó el robo.

 

Comentarios