Ante inminente aplicación de aranceles, Trump dice que será “flexible” con “verdaderos amigos”

México y Canadá tendrán 30 días para hacerle la barba a Donald Trump o a ver qué se les ocurre para tenerlo de buenas (cof, TLCAN, cof), eso si quieren ser de los pocos privilegiados en librar los duros aranceles que, sorpresivamente, parece que acabará por formalizar este mismo día. Según se tiene contemplado, el gobierno estadounidense aplicará un impuesto sobre importaciones de 25% al acero y 10% al aluminio, tal como lo advirtió hace unos días.

En seguimiento a su proyecto arancelario, el presidente Trump tuiteó que será a las 3:30 de la tarde cuando -al parecer- hará oficial su amenaza de hace unos días… claro, puede haber excepciones, pero – como dicen en el barrio – pa’ puros cuates: “debemos proteger y construir nuestra industria del acero y el aluminio mostrando al mismo tiempo gran flexibilidad y cooperación hacia aquellos que son verdaderos amigos y que nos tratan de manera equitativa tanto a nivel de comercio como de defensa”.

Evidentemente el tuit del republicano hace referencia a lo publicado por The Washington Post  que, con fuentes oficiales del gobierno estadounidense, señaló que Canadá y México tendrán un plazo de 30 días para mostrarse serviles, digo, para avanzar en las negociaciones del TLCAN y, así, quedar exentos del plan de aranceles.

Lo anterior no nomás confiando en la palabra de Trump, sino que quedará asentado en el anuncio que firmará esta tarde el presidente. Según refiere Reforma, el director de la Oficina de Política Comercial y de Manufacturas de la Casa Blanca, Peter Navarro, en la declaratoria de aranceles se incluirá una cláusula, con la cual se prorrogará su aplicación para México y Canadá, a condición de que haya buenas negociaciones del TLCAN. “Esto nos dará una oportunidad para (…) que uno de los mejores hombres en esta Administración, el Embajador Robert Lighthizer, tenga oportunidad para negociar (con el TLC) un gran acuerdo para este país”, agregó Navarro.

Comentarios