Noticias

Marco Antonio intentó escapar de hospital, piden que autoridades garanticen su integridad

El caso que reveló (más) que los policías capitalinos se pasan de manchados, nuevamente vuelve a los medios. No por avances en las investigaciones que consigan, por fin, aclarar qué pasó con el joven Marco Antonio Sánchez una vez que agentes de la SSP CDMX lo detuvieron en una estación de Metrobús, para luego desaparecer por cinco días… no, sino por una muestra de que la integridad y salud del estudiante de preparatoria no acaba de ser garantizada.

De acuerdo con los reportes de la propia policía de la CDMX, Marco Antonio intentó escapar del hospital en que se encuentra internado desde que fue hallado deambulando en calles del Estado de México. Según reporta Animal Político, el paciente estudiante logró salir de las instalaciones del Instituto Nacional de Neurología (INN), con todo y que –supuestamente– está bajo custodia de efectivos federales. Además, lo extraño del supuesto intento de escape está en el hecho de que las enfermeras son las únicas que consiguen abrir la puerta del área en la que el joven está internado.

Como sea -informa Noticieros Televisa- Marco Antonio fue asegurado momentos después, cuando ya estaba en la calle. Todo esto corresponde a versiones de familiares, así como de policías, ya que hasta el momento no se ha emitido una versión oficial de lo sucedido. Por ello, se desconoce cómo el estudiante logró eludir la seguridad de la Policía Federal, así como la del propio Instituto.

Aunque en fotografías que han sido compartidas en la supuesta cuenta Instagram de Marco se le ve en mejores condiciones, diversas organizaciones manifestaron su preocupación, ya que las autoridades correspondientes, así como las del INN, no son capaces de garantizar la salud e integridad de Marco. Por ello, urgieron que se tomen medidas serias: la situación es “preocupante porque vuelve a colocar en riesgo su integridad y salud, que está bajo responsabilidad total del Sistema de Salud y el Estado Mexicano”, señala el comunicado emitido por la Red por los Derechos de la Infancia en México (REDIM), el Instituto de Justicia Procesal Penal y la Oficina de la Defensoría de los Derechos de la Infancia (ODI).

En dicho comunicado, las organizaciones remarcan la victimización que se ha hecho del joven, producto de las filtraciones que se hace a los medios. “Hace suponer que forma parte de una campaña para dañar su imagen y desvirtuar la gravedad del caso”. En lugar de eso, exigieron que las autoridades rindan detalles de los avances de las investigaciones…. No sobre el agraviado, sino sobre de “las graves violaciones de derechos humanos de las que fue víctima a manos de los oficiales de policías de la Ciudad”.

Comentarios