¿Qué? Los narcos en Morelos le pagaban a los alcaldes

Este viernes, el diario Reforma, publicó una investigación sobre la profunda relación entre los grupos delictivos y los alcaldes de Morelos. 

El reportaje, dice que el líder del Cártel de Los Rojos, controlaba a 11 candidatos de los municipios estatales porque les daba un millón de pesos a sus campañas. Una vez financiados y en el cargo, estos mismos ediles le daban impunidad su célula delictiva y de encima, le pagaban al capo entre 100 mil y 500 mil pesos mensuales.

Reforma, detalla el funcionamiento económico de las movidas de Santiago Mazari, conocido como El Carrete: después de darle la lana a los candidatos, se la tenían que pagar mensualmente con “cobros de piso mensuales y hasta compra de armas para el grupo delincuencial.”

Esta información, viene de las declaraciones que hicieron dos sicarios detenidos por la Fiscalía de Morelos y carpetas de investigación federales a las que el diario capitalino tuvo acceso. Además de revelar los movimientos del Cártel de los Rojos, los detenidos nombraron a todos los alcaldes involucrados.

Los acusados son bastantitos: del PRD, acusaron a Enrique Alonso, de Tlaquiltenango; del PAN, a César Augusto Franco, de Coatlán del Río; de Movimiento Ciudadano a Luz Dary Quevedo, alcaldesa de Tetecala y del PSD delataron a Francisco Salinas y Alfonso Sotelo, de Zacatepec y Jojutla, respectivamente. 

También, salieron embarrados los priístas Alberto Sánchez, de Xochitepec; David Salazar, de Tlaltizapán; Jorge Miranda, de Amacuzac; Francisco León, de Miacatlán, y Dulce Medina, de Puente de Ixtla.

El otro metido en la discordia es Jorge Toledo, del Partido Humanista de Mazatepec. Cabe recordar, que Toledo apareció en un video siendo víctima de extorsión hace unos 6 meses, curiosamente, víctima de este mismo grupo delictivo.

Entonces, el reportaje de Reforma afirma que las autoridades municipales mantenían una relación —no muy cordial, parece— con el Cártel de Los Rojos.

Mientras tanto, su líder, Santiago Mazari, El Carrete, sigue prófugo. Sin embargo, en los últimos meses su célula se ha visto debilitada ya que detuvieron a su operador, a su primo, a su hermano y hasta su cuñada.

*Foto de Portada: Proceso

Comentarios