Anaya reta a AMLO a debatir, pero el de Morena confirma que sólo estará en debates del INE

Por si no se enteraron, este fin de semana el –según– “enemigo del sistema”, Ricardo Anaya, acudió al INE para registrar su candidatura presidencial por la coalición Por México al Frente y, como el protocolo no oficial lo indica, un acto así no puede no estar acompañado de una candente declaración, así que el panista centro sus fuerzas en el candidato que más campechano que la ha pasado en este periodo de intercampañas, Andrés Manuel López Obrador.

Al exlíder del PAN le urge distraer la atención de las acusaciones de lavado que se carga, digo, que la gente vea el contraste de sus ideas con las de los otros aspirantes a la presidencia y, aunque el INE ya dijo que organizará tres debates – nomás que inicien formalmente las campañas– él quiere agarrarse solito al tabasqueño y, por ello, le mandó el siguiente mensaje: “quiero formalmente retar a un debate a Andrés Manuel López Obrador. Vamos a ver si el señor tiene las ideas, el valor y los pantalones para enfrentarnos en un debate”.

¿No que no se podía debatir en intercampañas? No se podía… pero ahora, a petición de la CIRT, TV Azteca, el PRI y José Antonio Meade, ya. Luego de que el INE prohibiera que los candidatos acudieran a mesas de debate organizados en medios de comunicación, el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) corrigió y, por unanimidad de los magistrados, dio chance de que los aspirantes presidenciales (y a cualquier cargo) participen en mesas redondas y foros de análisis… claro, nomás a exponer ideas, sin invitar al voto.

“El Tribunal Electoral no puede ser ajeno al reclamo de la ciudadanía y de los actores políticos que exigen más y mejores espacios para la exposición y el debate de ideas (…) la propuesta equilibra las reglas del juego, los principios, los alcances de la facultad consultiva del Instituto y da prioridad a los principios fundamentales relacionados con la libertad de expresión, sin que ello signifique un cheque en blanco para no respetar las prohibiciones que están explícitamente señaladas en la ley”, señaló el magistrado Reyes Rodríguez Mondragón.

Pero bueno, pese a lo anterior, todo indica que Anaya se quedará con la mano estirada y con las ganas de tener a AMLO en Si me dicen no vengo… o cualquier otro programa de TV que organice debates. Durante su paso por Querétaro, el tabasqueño confirmó que sólo tendrá participación en debates organizados por el INE, ya que en los otros prevé que sus contrincantes se dedicarán a “echarle montón”. Así que mejor debatan los otros… para ver quién se queda en segundo lugar, según los cálculos del morenista: “nosotros ya vamos a estar en los tres debates porque nos van a querer dañar, van a querer echarnos montón porque piensan que así van a remontar su desventaja. Ellos están muy atrás”.

Comentarios