¿Y cómo llegó a redes? PGR había incautado el video de Barreiro en que aparece Anaya

Sin duda, uno de esos casos que sólo Jaime Maussan puede atender… porque si no es paranormal o extraterrestre el asunto, de qué otra forma se puede explicar que un objeto decomisado por autoridades federales pudo convertirse a formato digital y, después, circular en redes sociales bajo el hashtag #PelucaGate (que, como no pegó, ahora le quieren poner #AnayaGate… pero ni así).

El caso que encuera el chino fue revelado por Manuel Barreiro, empresario que, con Anaya, está embarrado en un caso de lavado de dinero. De acuerdo con el susodicho, agentes federales realizaron un cateo en su domicilio, llevándose varios artículos, entre ellos, el video de su boda… sí, el mismo en el que puede verse a un muy guapachoso Ricardo Anaya bailando “De reversa mami”, sin imaginar que – precisamente – con ese bailecito le iban a meter reversa a su aspiración a Los Pinos.

“Hicieron un cateo a la casa del señor Manuel Barreiro en Querétaro que duró muchísimas horas y que, por cierto, no fue atendido por ninguna gente de él ni ningún abogado, no nos dieron acceso. En esa casa efectivamente estaba el video del señor Barreiro con su esposa del día de su boda”, comentó para Reforma el abogado de Barreiro, Roberto García.

Y bueno, quizás no habría tanta bronca si la grabación estuviera donde debe: en resguardo absoluto de las muy responsables autoridades… sin embargo, quién sabe qué paso, que las imágenes del material incautado corrieron por redes sociales. Claro, esto luego de que Ricardo Anaya negó conocer a Barreiro, quien presuntamente le ayudó a lavar 54 millones de pesos utilizados en la compra de una nave industrial. “Ahhhh, ¿no que no lo conocía? Pues si hasta fue a su boda”, fue lo que expresaron muchos al conocer las imágenes del video… cortesía de Javier Lozano, vocero de Meade y uno de los primeros en señalar que Anaya y Barreiro hasta compadres son.

Luego de la filtración del video, Anaya acudió a las instalaciones de la SEIDO para entregar un escrito en el que solicitó al encargado de la Procuraduría que le avisara si había algún cargo en su contra o, mínimo, que condujera las investigaciones con imparcialidad. En respuesta indirecta, la propia PGR difundió el video de su visita.

 

Además de denunciar la muy irregular filtración de material incautado, el abogado de Barreiro acusa que, al más puro estilo que “dicen” Fox usó con Gustavo Ponce, los testigos que están utilizando contra Anaya (los abogados Daniel Rodríguez y David Alberto Galindo) invitaron a su cliente “a participar en lo que ellos estaban haciendo (…) que si no, le iba a ir mal”…y bueno, no quiso y ahí están las pin$%&/es consecuencias, dirían los clásicos.

Respecto a la acusación de lavado, el defensor de Barreiro apunta que todo se trata de un fuego político cruzado, en el que su cliente quedó en medio: él sólo vendió el terreno en el que Anaya y sus socios construyeron la nave industrial que, a la postre, fue vendida en 54 millones de pesos. La compra de la nave fue hecha por el arquitecto Juan Carlos Reyes, con préstamo de Sociedad Financiera de Objeto Múltiple (Sofom), propiedad de los abogados fiscalistas Daniel Rodríguez Velasco y David Alberto Aarón Galindo… quienes ahora testifican en su contra. “Yo no sé si tengan o no problemas, pero parecería que hubieran tenido algunos pecados porque hubo actos de autoridad de manera directa contra ellos y después vienen a PGR y empiezan a declarar estas cosas”, señaló el abogado para Reforma.

¿Y bueno… Anaya conoce a Barreiro? “yo me imagino que sí. Son (…) gente de Querétaro. Querétaro es un ‘pueblote’, lo digo con muchísimo respeto”.

Comentarios