Mundo

Ponen miles de zapatos afuera del Congreso de Estados Unidos para pedir control de armas

A finales del 2012, Estados Unidos vivió uno de sus momentos más trágicos en la historia. En una mañana de diciembre, de hace más de 5 años, un joven entró armado a la primaria Sandy Hook en Connecticut. En ese tiroteo, fallecieron 20 niños menores de 7 años.

De aquel 14 de diciembre a la fecha, se estima que en la Unión Americana han perdido la vida más de 7 mil niños por culpa de la violencia con armas. Hoy, 13 de marzo, una protesta en la capital de Estados Unidos intenta darle contexto —y recordar— a todos los menores fallecidos.

Afuera del Palacio Legislativo de Estados Unidos, conocido como Capitol Hill, una organización de activismo global llamada Avaaz, puso 14 mil zapatos frente a los ojos de los congresistas americanos; un par por cada niño que ha muerto por una bala.

Usando el hashtag #NotOneMoreNi Uno Más intentan darle visibilidad a las marchas organizadas por activistas y estudiantes que tomarán las calles el próximo 24 de marzo.

A la protesta de los zapatos, se han unido organizaciones y sobrevivientes de tiroteos recientes —y otros no tanto— para hacer público su descontento con la legislación actual en control de armas. Incluyendo, por cierto, a los tennis de un joven que perdió la vida en los tiroteos de Columbine en 1999.

Cuando termine esta instalación de activismo, los 7 mil pares de zapatos serán donados a orfanatos locales y a las personas que los puedan necesitar.

Comentarios