Aquí nos tocó vivir

Me malinterpretan, “no busco asustar a la gente”: AMLO intentando aclarar lo de “soltar al tigre”

Luego que por varios días se estuvo manejando que si “AMLO y el tigre”, “que si lo sueltan”, “que a ver quién lo va a amarrar”, “que si nomás quiere meter miedo, “que antes lo dijo Porfirio Díaz”… el candidato presidencial de Morena, aclaró que, con eso de “soltar al tigre”, no fue su intención llamar a la violencia postelectoral, sino advertir que quienes lleven a cabo fraude electoral (si es que ocurre), tendrán que “atender las protestas que seguramente se van a llevar a cabo por el pueblo”.

“Di a conocer este asunto de que los que hacen el fraude sueltan al tigre y luego nos piden que nosotros lo amarremos. Ojalá que se leyera bien, ya que se han dedicado a malinterpretar lo que dije, a difundirlo en cadena nacional y también para asustar a la gente”, reprochó durante su visita a la ciudad de Aguascalientes, donde aseguró que su lucha es pacífica, prueba de ello es que –dice– “no se ha roto un solo vidrio desde hace años que estamos luchando”, presumió el tabasqueño.

La fallida referencia de un dicho atribuido a Porfirio Díaz le acarreó a López Obrador críticas, mentadas y varías columnas en diferentes medios. La mayoría para reprochar ir planchando el campo para reclamar (otra vez) un fraude electoral (claro, en caso de que el voto no le favorezca el próximo 1 de julio). “En democracia hay que participar con las reglas y árbitros que nos hemos dado. Solo amenaza con soltar al tigre quien carece de argumentos y no sabe perder”, escribió en su cuenta Twitter José Antonio Meade.

Pero en fin, una vez aclarado lo del “tigre” (o sea, dejarlo exactamente igual), el abanderado de la coalición Juntos Haremos Historia reprochó que se le hizo más cobertura a su frase mal dicha, que a los cuestionamientos que se le hicieron a José Antonio Meade respecto al gasolinazo, por ejemplo.

Por otra parte, sobre el llamado que el candidato del PRI le ha hecho en repetidas ocasiones para debatir, AMLO volvió a darle la vuelta al tema, aconsejando a sus oponentes que, en lugar de querer “echarle montón”, mejor se vayan a recorrer el país para “que hablen con la gente”. “Es que no se asolean, no hablan con la gente, no salen de las oficinas, están blancos, no se queman, no están recorriendo el país, solamente quieren hacer ruedas de prensa… no salen de Polanco, de Las Lomas, no salen de la Ciudad de México”.

Comentarios