Sólo veo en uno de los candidatos “honradez, experiencia y honorabilidad”: EPN

Respetando (nada) su promesa de no meter su cucharota en el proceso electoral, el presidente Enrique Peña Nieto se tomó la libertad de comentar que (ya que en los últimos seis años no lo tuvo) el México de hoy demanda que el próximo gobernante demuestre “honradez, experiencia, honorabilidad, confianza y garantía de que llevará al país por un rumbo de estabilidad y de orden”. Y no es por querer influir en el voto, pero él ve que sólo uno de los candidatos tiene esos atributos… Ya saben quién. No ese “quien”, el otro…

Evidentemente el presidente hacía referencia -como en otras ocasiones que ha hablado del mandatario de sus sueños- de José Antonio Meade… sin embargo, en el evento en el que se chutó su nada tendencioso comentario (un evento en Xalapa, Veracruz), estaba presente el gobernador jarocho, Miguel Ángel Yunes, quien le quiso meter imparcialidad al asunto y declaró que así como el presidente ve esos rasgos en sólo un candidato… pues él también, pero en un “personaje distinto” (ya saben quién… no, eso “quien” no. Sino Ricardo Anaya).

“Se vale, estos atributos a lo mejor él los ve en uno y yo en otro. Yo los veo en uno, solo en uno (…) Lo único que deseamos es que el futuro sea de mayor desarrollo, de mayores oportunidades para la gente, de menor pobreza, de mayor seguridad, y de mayor crecimiento y estabilidad económica para nuestra nación”, agregó EPN, luego de que Yunes le cortó la inspiración.

Pero bueno, después de hablar bien de sus respectivos gallos, no podían dejar de ¿reconocer algún mérito de los otros? Nahhh, mejor denostarlo: Este pueblo no “votará contra quien se asume como domador insustituible y amenaza soltar a los tigres si no gana la elección y encerrarse en uno de sus ranchos. Tiene varios, para ver cómo los tigres destrozan al país, pero los tigres que alude son de papel. En Veracruz ya enjaulamos (sic) a varios de ellos”, remató Yunes.

En fin, aunque todo lo anterior fue dicho en un acto público, enfrente de posibles votantes, en periodo intercampañas (cuando se supone que no se puede llamar al voto… y suponemos que tampoco convocar a no votar por alguien) y haciendo referencia (aunque indirecta) a aspirantes presidenciales, el presidente aseguró que, para no se amonestado por el INE, toca “de ladito” los temas relacionados con los comicios.  “Creo firme en que la sociedad mexicana no se dejará influenciar por las muchas distorsiones, por las falsas verdades y muchas mentiras que a veces corren en distintos medios noticiosos o en las redes sociales”, agregó el hombre que representa al gobierno cuyos actuales spots se basan en inflar números, digo, en compartir los logros obtenidos durante el sexenio… ya saben, para que “hagamos bien las cuentas” (y se vote por ya saben quién).

Comentarios