#Histórico: sacerdote recibe sentencia por pederastia en CDMX

Una decisión histórica han tomado las autoridades de la Ciudad de México al dictar, por primera vez, una sentencia a un sacerdote por el delito de pederastia.

Carlos López Valdés fue condenado a 63 años de prisión por el Juzgado 55 en materia penal CDMX.

El sacerdote fue encontrado culpable del abuso sexual contra un menor de edad —cuando era monaguillo en la iglesia de San Agustín, en Tlalpan—.

Decisión histórica

Con esta decisión “se rompe la burbuja” de protección contra la cúpula eclesiástica, declaró David Peña, coordinador Jurídico del Grupo de Acción por los Derechos Humanos y la Justicia Social, A.C.

“Esta es la primera sentencia condenatoria contra un cura católico pederasta en la Ciudad de México, no hay antecedente alguno y por ello representa un parteaguas en la procuración e impartición de justicia en nuestra ciudad”, afirmó David Peña, en conferencia de prensa.

Jesús Romero, víctima de un continuo abuso sexual por parte de López Valdés, interpuso esta demanda en 2007 ante la Fiscalía de Delitos Sexuales.

Para exponer el tema y combatir la indiferencia de la iglesia, al cumplir 31 años, Jesús Romero envió una carta al papa Francisco, en la que denunció los abusos sufridos durante su infancia y adolescencia.

Con este dictamen, Jesús espera que las víctimas de abuso sexual sepan que hay “esperanza” y expongan sus casos.

*Foto de portada: especial.