Aquí nos tocó vivir

Cosío, notario involucrado en caso Anaya, desconoce su firma en documentos

¿Nueva “pieza” en el caso de Ricardo Anaya?

Salvador Cosío, es el notario público que supuestamente firmó las copias certificadas de la cesión de derechos para cambiar a los dueños de la empresa Manhattan Master Plan, la “empresa fantasma” -así catalogada por el SAT- que participó en la compraventa de una nave industrial -en Querétaro- al aspirante presidencial Ricardo Anaya -por 54 millones de pesos-.

De acuerdo con el diario El País, la semana pasada Cosío acudió a la PGR para declarar que no reconocía su firma en esos documentos, incluso presentó una demanda por falsificación.

¿Un cambio de dueños? Acá te explicamos.

Ricardo Anaya señaló en un video que publicó en sus redes sociales, que él había vendido la bodega -efectivamente- a Manhattan Master Plan y que el principal accionista de la misma es el arquitecto Juan Carlos Reyes, a quien conoce pero nunca tuvo trato directo. Justamente es la vinculación de Reyes con la empresa lo que involucra a Cosío en la historia.

Cuando el SAT declara a Manhattan como una empresa “fantasma” salió a la luz que al principio, los principales beneficiarios registrados eran Luis Alberto López y María Amada Ramírez Vega, chófer y esposa del contador de Manuel Barreiro -supuesto empresario “cerebro” del esquema de lavado-, es decir “prestanombres”.

Daniel Rodríguez- abogado que destapó el lavado- sugirió a Barreiro cambiar el nombre de los dueños para que la historia “tuviera más congruencia” y sugirió el del arquitecto Juan Carlos Reyes. El acta de asamblea en la que Reyes “adquiría” el 99% de las acciones de Manhattan fue hecha con una fecha anterior de la compra, precisamente para hacer notar que Reyes ya era el dueño al realizar la operación.

Incluso se elaboró un convenio de negocios, también con fecha anterior, en la cual se autorizaba a Luis Alberto López  -el chofer- a hacer compraventa del inmueble, acto que justificaba su participación incluso cuando “legalmente” ya era Reyes el dueño.

En su declaración ante la PGR, el abogado Daniel Reyes señaló que las copias certificadas las pidió en una notaría de Zapopan, Guadalajara, siendo Salvador Cosío el notario.

Cosío asegura por su parte que no conoce a quien solicitó el procedimiento ni al abogado al que recurrieron para el mismo, por lo que presentó una demanda para aclarar la situación.

Y es que actualmente es aspirante a la gubernatura de Jalisco por el Partido Verde. A través de su cuenta de Twitter informó que está pendiente de todas las solicitudes de información que le han estado llegando durante todo el día.

El País refiere que Cosío no es el único que aparentemente no estaba enterado de su participación en el embrollo. También el contador de Barreiro -y esposo de María Amada Ramírez, la otra accionista original de Manhattan- indicó que no tenían conocimiento de la existencia de la compañía y que se habían enterado por los medios de comunicación.

El Universal publicó hoy que el equipo de comunicación de Ricardo Anaya negó la participación del notario Salvador Cosío. Señalan que la operación a la que se refieren “varios medios de comunicación” tiene que ver con un procedimiento interno de una empresa con la que Anaya no tiene relación alguna.

Además resaltó que el involucrado es el candidato postulado por un partido que a su vez está respaldando a José Antonio Meade. Reiteraron que la PGR sigue intentando “confundir” a la población mediante la filtración de información.

Comentarios