Este es el testimonio que Kenny Finol dejó antes de su feminicidio

“Mírame cómo estoy, o sea cómo voy agarrar ahorita para el aeropuerto… Ya mañana ya me movilizo, pero es que ahorita no me puedo levantar”, fueron las palabras que dejó en un video Kenny Mireya Finol, quien fue asesinada el 25 de febrero pasado.

Su cuerpo fue hallado con signos de tortura, violación y sin vida en una calle, frente a una escuela, en Ecatepec.

Las palabras de Kenny resultan ser el testimonio de la violencia a la que fue sometida antes de su feminicidio, pues de acuerdo con El Universal grabó audios y videos en los que reveló el nombre de su  supuesto agresor y la razón de las amenazas a las que estuvo expuesta.

Los testimonios

Kenny viajó a México en 2015 y comenzó a laborar como escort en el sito zonadivas.com. En 2017, de acuerdo con testimonios de la misma Kenny y sus conocidos, inició una relación con Mauricio González El Pozole.

Ésta era una relación de violencia y abuso: El Pozole llegó a amenazar a Kenny para que dejara de trabajar como escort.

Cuando Kenny rompió con El Pozole, el supuesto sicario del cártel La Unión Tepito continuó con sus amenazas..

Feminicidios

Finol formaba parte del catálogo de escorts de zonadivas, página que tiene un historial negro con sus modelos, pues la argentina Karen Ailen Grodzinski y la venezolana Génesis Uliannys, escorts de esta página, fueron asesinadas de manera violenta en moteles de la CDMX.

En el caso de Karen Ailen, según los testimonios de Kenny, ella alertó a la argentina de una posible extorsión de El Pozole.

Foto: Excélsior.

Karen Ailen fue asesinada a tiros en un hotel de la ciudad, el pasado 27 de diciembre.

Antes, en octubre de ese año, Kenny y otra de sus amigas fueron levantadas supuestamente por El Pozole y sus cómplices, quienes las golpearon y torturaron.

La joven logró sobrevivir y grabó un video donde pidió que se le diera tiempo para reponerse de los golpes y poder salir del país: “Yo ya me mandé a bajar de la página para que vea, ahí. Mírame todo. Espérate que se me pase un poquito para yo movilizarme.”

Sin embargo, el cuerpo de Kenny fue hallado sin vida meses más tarde, en febrero de 2018, con marcas de ácido en su rostro y envuelto en cinta industrial, en una calle de la colonia Jardines de Santa Clara, Ecatepec.

Comentarios