En las elecciones “se juega el desarrollo del país y el bienestar de las familias”: EPN

Frente a la crema y nata de los empresarios del país, el presidente Enrique Peña Nieto volvió a mandar uno de sus mensajes nada tendenciosos, esta vez para recordar al electorado que en las próximas elecciones presidenciales lo que estará en juego no es sólo la continuidad de un gobierno (cof, con Meade, cof) sino “el desarrollo nacional y el bienestar de las familias mexicanas”.

Luego de señalar  que ya está por concluir su mandato caracterizado por siempre tener bajos índices de aceptación… digo, “grandes logros”, Peña Nieto se olvidó que estaba frente a verdaderos hombres de negocios y se los quiso marear con el discurso que se maneja en los spots del gobierno federal. Algo así les dijo: “Hacer bien las cuentas, como sabe cualquier empresario, es importante para tener claridad de cuáles han sido los éxitos y dónde están aún las oportunidades y desafíos. De ahí la importancia de hacer bien las cuentas en este foro de los avances en la Agenda por México”, señaló en su participación en la Asamblea General Ordinaria del Consejo Coordinador Empresarial (CCE).

Enrique Peña Nieto, presidente de México
Foto: Facebook

Según los datos que presumió EPN ante la cúpula empresarial, el sexenio finalizará con “avances contundentes” en todas las propuestas de la llamada “Agenda por México”, la cual apenas fue elaborada por el CCE y, en breve, será presentada a los candidatos presidenciales. Pero visionario como ha sido siempre el actual gobierno (dijo nadie nunca) desde antes ya había metido a algunos de los temas que dicha agenda contempla, tales como como la transparencia, la conectividad en las escuelas, la profesionalización de las y los maestros, escuelas de tiempo completo y la vinculación escuela-empresa.

Otra vez sacando material de la propaganda oficial, EPN señaló frente a los empresarios (para que lo escuche el electorado) que elegir alguien que no le dé continuidad a la actual administración sería retroceder en los avances de la agenda educativa. ¿Y eso es malo? Bueno, eso “implicaría hacer rehenes a los alumnos y a sus maestros, y vulnerar el futuro de la niñez y la juventud mexicanas”, explicó muy ambiguamente el mandatario nacional.

En lo referente a temas económicos, EPN que si bien a principios de su mandato aseguró que el crecimiento económico del país sería de 5%… y al final (si bien nos va) será de 2%, pues lo que sí puede presumir es que en su sexenio se generó el mismo número de empleos que en las dos administraciones pasadas juntas. ¿Y en seguridad? “Soy el primero en reconocer que, en distintas regiones, recuperar los niveles de seguridad es una tarea aún pendiente”, señaló… sin dar a conocer si tiene algo planeado para mejorar la situación o mejor ya se lo deja al que llegue.