Asamblea de la CDMX reserva por dos años información del gasto de reconstrucción

Bajo el argumento de que se trata de información vinculada “directamente con una resolución judicial que está pendiente, que podría modificar, revocar o nulificar el acto que se reclama”, la Asamblea Legislativa capitalina decidió mandar a guardar por dos años lo relacionado con el gasto de recursos para la reconstrucción de la Ciudad de México…

De acuerdo con Reforma, la información reservada tiene que ver específicamente con la forma en que los finos diputados locales, Mauricio Toledo, Leonel Luna y Jorge Romero, hicieron uso de esos recursos mientras tuvieron “secuestrado” el control de estos.

Según reporta el diario capitalino, solicitó vía transparencia los oficios que el trio dinamita de legisladores mandó a la Secretaría de Finanzas antes de que se modificará la ley que les quitó el control de los dichos recursos. Sin embargo, la respuesta recibida fue que ahorita no, joven… es que la Suprema Corte está revisando el tema y “hacer pública la información representa un riesgo real, demostrable e identificables”.

Hay que recordar que antes de renunciar a su cargo, el excomisionado de reconstrucción de la CDMX, Mauricio Becerra, denunció que sin avisar ni nada, la Asamblea Legislativa, específicamente Toledo, Luna y Romero decidieron el destino de 8 mil millones de pesos destinados, precisamente, a tareas necesarias para resanar a la ciudad, tras el terremoto de septiembre 19. “Ignoro las justificaciones o las prioridades que han orientado el gasto de los casi 8 mil millones de pesos expresados en sendos escritos. No solo eso, sino que no tiene relación alguna con el diagnóstico de las necesidades de las personas afectadas por el sismo y el orden de prioridades que la Comisión para la Reconstrucción de la Ciudad de México ha identificado después de más de 150 visitas a lugares críticos”, señaló Becerra en su carta de renuncia.

De acuerdo con información vertida luego de la renuncia del comisionado -esto en febrero pasado- el trio legislativo mandó escritos a la Secretaría de Finanzas capitalina en los que se le pedía aplicar “de manera inmediata” y sin justificación los recursos.

Esta falta de transparencia provocó la renuncia de otros integrantes de la Comisión de Reconstrucción… y que la Asamblea medio metiera las manitas, aprobando modificaciones a la Ley de Presupuesto y Gasto Eficiente para el proceso de reconstrucción de la Ciudad de México. Con esto, se decidió que los recursos serían administrados por la Secretaría de Finanzas capitalina.

¿En qué les urgía a los legisladores gastar el dinero del presupuesto? Pues eso consta en los documentos enviados a Finanzas… pero eso lo sabremos (si bien nos va) hasta dentro de dos añejos. Y si fue en algo chueco, pues no habrá mucha bronca, ya que hay que recordar que los asambleístas brincarán a una diputación plurinominal.

Comentarios