¿Qué? Renuncia el presidente de Perú

La cosa en Perú está intensa. Este miércoles, 21 de marzo, el país andino se encuentra metido en una crisis política extrema que ya terminó en la renuncia del presidente, Pedro Pablo Kuczynski. Cómo estará la cosa, que la policía peruana hasta declaró que están en “alerta máxima”.

El ahora expresidente Pedro Pablo Kuczynski, presentó su renuncia en privado y ahora, en la tardecita dio un histórico comunicado

¿Cómo llegaron a esto? 

Fíjate Paty, que esto fue toda una novela:

Pa’empezar, la turbulencia en el ejecutivo peruano empezó otra vez por el apellido Fujimori.

En épocas navideñas del 2017, Kuczynski libró de milagro la destitución por el caso Odebrecht. En esa ocasión, hubo una votación en el Congreso peruano para ver si se iba y salió bien librado de aquel juicio frente a los legisladores. Unos días después, se le ocurrió otorgarle el indulto humanitario a Alberto Fujimori, que estaba cumpliendo una condena de 25 años por delitos de lesa humanidad. Bien sospechosa su decisión.

Entonces, voces peruanas, acusaban que Pedro Pablo había usado la libertad de Fujimori como “moneda de cambio” para mantenerse en el poder.

Hasta ahí, todo estaba tranquilo para PPK —así le dicen a Kuczynski— porque había encontrado a unos nuevos —y poderosos— aliados: los dos de los hijos del autócrata recientemente liberado, Keiko y Kenji Fujimori.

Específicamente el jueves 22 de marzo, PPK tendría que presentarse de nuevo ante el Congreso para la segunda ronda de discusiones sobre su destitución, ya que sigue acusado de haber recibido indebidamente 782 mil dólares de Odebrecht. Entonces, tenía que conseguir votos a su favor en la sala legislativa, y ahí, le aplicaron el —ya tradicional— videoescándalo.

Resulta, que la lucha interna entre los hermanos Fujimori le costó la chamba a PPK: Keiko, hizo que se difundieran videos donde se ve a Kenji, negociando con legisladores la salvación de Kuczynski a cambio de obras.

Al final de su mensaje de renuncia, Kuczynski se mantuvo firme en que era una “artimaña de demolición en contra del gobierno” y rechazó categóricamente cualquier acusación. Sin embargo, en lo que son peras o son manzanas, igual dejó históricamente el cargo de presidente de la República del Perú.

Comentarios