Responsable de explosiones en Austin graba confesión antes de morir

El caso de las explosiones en Austin, Texas, tiene un nuevo elemento: una grabación que dejó el atacante antes de morir.

Al sentirse acorralado por la policía, Mark Anthony Conditt detonó un artefacto explosivo dentro de su auto, en una carretera en Round Rock, en Austin, y cuando las autoridades recuperaron su cuerpo se dieron cuenta de que Conditt había dejado grabada una confesión de 25 minutos.

Foto: Reuters.

Grabado en el celular

“Es la manifestación de un joven muy problemático hablando sobre los desafíos en su vida que lo llevaron hasta este punto”, reveló el jefe interino de la policía de Austin, Brian Manley.

Ante los medios de comunicación, Manley no dio más detalles del contenido de este testimonio, pero compartió que Mark Anthony Conditt dijo haber construido las bombas, sin explicar cómo o por qué eligió a sus víctimas.

Otra de las cosas que informaron las autoridades fue sobre la bomba que Conditt detonó el miércoles y que provocó su muerte.

Mark Anthony Conditt. Foto: Twitter.

Los ataques de Conditt provocaron la muerte de dos personas y dejó a cinco más heridas. Además, la serie de explosiones causó pánico entre los pobladores de Austin y Texas.

Y no era para menos, en la localidad había un sujeto que ponía bombas en serie, en lo que parecían ser explosiones al azar y, quizás, de índole terrorista.

Pero las autoridades descartaron este hecho. Manley aseguró que el joven de 23 años no pertenecía a ningún grupo de odio o terrorista.

responsable de ataques en Austin graba confesión
Operativo en ataques en Austin. Foto:AFP.

En conferencia de prensa, funcionarios locales, estatales y federales explicaron la mecánica de su investigación y dijeron estar “aliviados” de “una pesadilla” que duró tres semanas.

Antes de que Conditt se suicidará, agentes federales llegaron a su casa mientras que la policía entrevistaba a sus compañeros de piso, en una investigación que intentaba ordenar las piezas de un rompecabezas que había causado el pánico en Austin.

En redes sociales, con el #AustinTxBoom se había difundido una fotografía fake del atacante, en la que supuestamente se compara sus facetas pero, la foto del sujeto de gafas corresponde en realidad al comediante Sam Hyde.

Comentarios