Noticias

Después de amenazar con su veto, Donald Trump firma ley de gastos

Pese a que había advertido que no firmaría nada, Donald Trump dio su brazo a torcer y firmó la ley de gasto de 1.3 billones de dólares.

“No estoy muy feliz con esta ley… pero le digo al Congreso que jamás volveré a firmar una ley así”, declaró el mandatario de Estados Unidos al argumentar que tampoco tenía elección, era eso o un tercer cierre de gobierno.

Ley de gastos para 2018

Para evitar un tercer cierre de gobierno de la administración de Donald Trump, el Congreso de Estados Unidos avaló ayer una ley de gastos monumental: de 1.3 billones de dólares.

Sin embargo, de tan obscena cantidad de dinero, ni un solo penny será destinado a la construcción del muro fronterizo, razón más que suficiente para que el mandatario republicano esté seriamente considerando imponer su veto. Y volvemos a empezar…

Con una votación en el Senado de 65 a favor y 32 en contra, y en la Cámara baja de 256 contra 67, Estados Unidos por fin tiene su ley de gastos para 2018. Y aunque contempla destinar recursos para darle su manita de gato a las vallas que existen en los límites con México, así como a gastos en tecnología de seguridad en la frontera, no existe ningún fondo dedicado a la construcción del anhelado muro de Trump. “Las cantidades designadas… sólo estarán disponibles para diseños (de vallas) que ya han sido desplegados de forma operacionalmente efectiva… como los actuales diseños de bolardos de acero ya desplegados”, indica el proyecto del Congreso.

Congreso de Estados Unidos

Por la mañana, Trump advirtió que no firmaría esta ley:

“Estoy considerando un VETO en la ley de gastos por el hecho de que los más de 800 beneficiarios del programa DACA han sido totalmente abandonados por los demócratas (ni siquiera se les menciona en la ley) y por EL MURO FRONTERIZO, que necesita desesperadamente nuestra defensa nacional y no está financiado por completo”, amenazó el mandatario… dónde más, en Twitter.

En el proyecto de ley al que los congresistas le dieron luz verde se contemplan cinco rubros con los se trató de dar gusto a Trump: 1) 251 millones de dólares para construir 14 millas de vallas secundarias en la zona de San Diego, California, 2) 445 millones de dólares para la colocación de 25 millas de diques del lado estadounidense de la cuenca del Río Bravo, en la zona que hace frontera con Tamaulipas, 3) 196 millones de dólares para vallas en la región de la frontera de Texas con Tamaulipas, 4) 445 millones de dólares para reparar y reemplazar vallas en las secciones ya existentes y 5) 96 millones de dólares para tecnología de seguridad en la frontera.

Pero no… Trump lo quería todo. Más específicamente, que le construyan un muro con base en los modelos de prototipos a los que hace poco les dio el visto bueno.

Comentarios