Como se mueren de ganas por verlos, aquí están los spots de las campañas presidenciales

La intercampaña se fue como agua y dentro de una semana nuevamente veremos hasta en el baño a los candidatos presidenciales… con más intensidad, ya que ninguno de los aspirantes a Los Pinos dejó de aparecer en medios durante el periodo que – en teoría – debería de haber servido para descansar de verles la jeta. Pero en fin, el caso es que el 30 de marzo comenzará la “spotiza” a la que estaremos expuestos por 90 días… pero para adelantar lo irremediable, ya están circulando en redes sociales la primera tanda de anuncios en los que los candidatos hacen un derroche de falta de carisma y… mejor júzguenlos ustedes.

Iniciamos con los dos videos de José Antonio Meade, en los que presume que toda su vida ha combatido a la corrupción (al menos la que alcanza a ver) y asegura que gracias a él muchos políticos corruptos hoy están en la cárcel. “Tú sabes quienes son”, dice dirigiéndose al votante despistado que no está enterado de La Estafa Maestra…digo, para luego echarle indirectas a su rival, Ricardo Anaya, al señalar que él sabe cómo sí se puede ser político sin lavar dinero.

Y como dicen que esta elección la decidirán lo millenials, obvio que el ex de Hacienda tenía que hacer su spot dedicado a la chaviza alocada… bueno, más que spot, es una escena de la vida cotidiana: ¿cuántos de ustedes no fueron abordados por un político mientras estaban echando el cotorreo en la escuela?, ¿Ninguno? Bueno, pues a la gente de Meade se les hizo nada forzado y sí muy natural que en un spot llegara el candidato presidencial a interrumpir a un grupo de chavos, sólo para presumir que el no lava dinero, que sí sabe inglés y lee mucho (no como el güey que está ahorita de presidente) y, claro, que no tiene ninguna mancha… “más que el vitíligo”. Ahh que cábula (dijo nadie nunca).

El candidato de Morena, Andrés Manuel López Obrador, de plano ya se siente haciendo la mudanza a Palacio Nacional, así que en su primer spot no gasta saliva para convocar a votar por él y, en lugar de eso, pide apoyo para los candidatos a diputados y senadores de la coalición “Juntos haremos historia”. Claro, esto para que no le pase lo que a Fox y no se la pase proponiendo reformas que después sean bateadas en el Congreso. “Para que el poder legislativo sea verdaderamente libre, no como ahora… que los diputados piden moches”.

En su segunda entrega, con Benito Juárez al fondo, AMLO regresa con un clásico modificado: asegura que de llegar a la presidencia, no se subirá al avión presidencial que compró a administración de Calderón y en el que EPN se anduvo paseando en los últimos cinco años. “Ese avión costó 7 mil 500 millones de pesos… no lo tiene ni Donald Trump”… y bueno, como evidentemente no gastó casi nada en producción, le sobró para un tercer anuncio, en el cual rechaza que vaya a convertir a México en Venezuela. ”Ni chavismo, ni trumpismo. Sí juarismo, maderismo, cardenismo, mexicanismo. Que no te asusten”.

Y quien se ve que en intercampañas se chutó la saga de Back to the Future es Ricardo Anaya, quien no deja de repetir en sus spots la palabra “futuro”… como el PRI ya se va, dice que los votantes tienen de dos sopas: el cambio de AMLO, que para él es basado en una visión añeja de México… o el cambio que él propone, que obviamente -según él- es el que efectivo.

“Futuro, futuro, futuro, futuro… aprende algo futuro”, algo irónico cuando esa palabra sale de los labios del Papá Pitufo con cólicos, más conocido como Diego Fernández de Cevallos, quien junto a Xóchitl Gálvez, Miguel Ángel Mancera, Luis Donaldo Colosio, Jorge Castañeda y demás políticos, salen en este segundo spot del Frente para mostrar su apoyo a Ricardo Anaya.

¿Y Margarita? Bueno, aunque ya le dieron la candidatura a a exprimera dama, ésta aún no tiene ningún spot en la programación del INE.

Comentarios