‘Carne y Arena’ de Alejandro González Iñárritu y Emmanuel Lubezki llega a Washington

¿Qué pasaría si Donald Trump experimentara en carne propia, pero sin correr ningún riesgo, el infierno que los inmigrantes viven cuando intentan cruzar la frontera entre México y Estados Unidos? Si viviera el miedo de morir, o ver morir a su familia y el horror de ser atrapado y juzgado, ¿cambiaría de opinión?, ¿construiría el muro o cambiaría las leyes antiinmigración?

Esa es la pregunta que nos hacemos ahora que la instalación Carne y Arena de Alejandro González Iñárritu junto al fotógrafo Emmanuel Lubezki ha llegado a Estados Unidos, específicamente a Washington D.C. A través de realidad virtual y experiencias sensoriales, este trabajo con tintes sociales y políticos, permite al público experimentar un poco de la horrible realidad de los miles de mexicanos y latinoamericanos que intentar llegar al otro lado con la promesa de una vida mejor.

Varias familias de inmigrantes con autoridades fronterizas. / Getty Images

Con tecnología de realidad virtual, los ganadores del Oscar –más de uno– grabaron los movimientos y el ritmo de varias personas cuando intentan cruzar la frontera, así como los procesos cuando son atrapados por las autoridades fronterizas. Todo empieza con un grupo de inmigrantes y un pollero que los deja en el desierto para que crucen una de las fronteras más controladas del mundo.

El calor de la arena, el sonido de un helicóptero, los gritos en un idioma completamente desconocido, una pistola en tu cabeza… todos los elementos están presentes en una instalación que permite acercarse a una situación que necesita solucionarse de forma inmediata sin necesidad de poner muros o tratar a los inmigrantes, sobre todo a los niños, como si no fueran seres humanos.

Durante la ceremonia de los premios Oscar, el director mexicano dijo: “Creo que la gente debe caminar en los pies de un inmigrante para entender de qué se trata. Sin tener resoluciones fáciles. Pero creo que cuando se vive con el corazón dentro de una persona, se entiende más claramente que cualquier propaganda política”.

Alfonso Cuarón, uno de los tres amigos que se llevó el Oscar a Mejor Director por su trabajo en Gravity, subió el tráiler de Carne y Arena e invitó, a través de su cuenta de Instagram, a que el presidente Trump fuera a vivir la experiencia: “CARNE Y ARENA, la experiencia virtual de Alejandro González Iñárritu llegará a Washington D.C. la próxima semana, un lugar que necesita conocer y vivir en carne propia la experiencia de los inmigrantes. ¡Me encantaría ver a @realdonaldtrump experimentarlo!”.

Carne y Arena le dio a Iñárritu una mención y reconocimiento especial en los premios Oscar por la narrativa de la instalación. La obra se estrenó en el Festival de Cine de Cannes del año pasado para después pasar por el Centro Cultural Universitario Tlatelolco en la Ciudad de México a finales de 2017.

 

Una publicación compartida por Alfonso Cuaron (@alfonsocuaron) el

Comentarios