Los Simpson parodian a Donald Trump pero, ¿hasta qué punto logra presentar la realidad?

Nadie olvidará cuando el 19 de marzo del 2000, un capítulo de Los Simpson mostró a Bart teniendo una visión del futuro a través del fuego ancestral de un chamán indio. En él, Lisa se convierte en presidenta y planea cómo combatir los daños en Estados Unidos después de la gubernatura de Donald Trump. Ahora, casi dos décadas después de esto y dos años más tarde desde que Trump tomó posesión de la presidencia, esta famosa serie animada decide hablar una vez más de él y burlarse de las decisiones que ha tomado como líder de uno de los países más poderosos del mundo.

Sin embargo, aunque esta no es la primera vez que Los Simpson hacen algo parecido, cierto es que la forma en que lo hacen más que ser irónica, graciosa e implícita, es más directa e incluso boba. Ese sarcasmo casi imperceptible y que en muchas ocasiones llegó a ser verídico y futurista, ahora se ha convertido en una parodia sosa que si bien presenta la realidad, no hace una crítica social y política como tal. Todo se queda en presentar lo que está ocurriendo con Trump, sus malas decisiones y una utopía en la que para “resarcir” el daño, el presidente toma decisiones en pro de su vida. Incluso menciona a Alec Baldwin, quien por años se ha encargado de imitar al también empresario.

Algunos sitios en internet aseguran que en este episodio de Los Simpson, los productores comentan todo lo que el mundo ha cuestionado alguna vez, y eso es, como lo hemos dicho ya, las decisiones de Trump y el hecho de que es un completo sociópata. ¿Pero hasta qué punto solo es una muestra y no es como algo que ya todos sabemos?

En las primeras temporadas, la afamada serie de Fox se enfocaba en visualizar la realidad estadounidense junto con un humor ácido y una crítica casi imperceptible. No era tan directa y los diálogos eran mucho más elaborados que la historia que contaba el capítulo. Actualmente, muchos fans han quedado decepcionados ya sea por el cambio de las voces o por el punto anterior: la calidad de los episodios.

A pesar de ser una de las series animadas más vistas a lo largo de la historia, actualmente el impacto de Los Simpson radica más en lo viejo que en lo nuevo. Es aquí donde surgen las siguientes cuestiones… ¿cuántas indirectas-directas seguirán haciendo a Trump? y, sobre todo, ¿cuándo volverán a lo que fueron antes?

Comentarios