Tom Hardy se convierte en Al Capone para la película biográfica ‘Fonzo’

Tom Hardy es el Robert De Niro de nuestros tiempos por varias razones. La primera y la principal, es que los dos son buenos actores, capaces de interpretar a cualquier personaje y convencernos de que realmente lo es. Ha pasado de un psicópata delincuente en Bronson (2008), a un odioso y detestable John Fitzgerlad en The Revenant (2015); de un luchador con problemas familiares en Warrior (2011), a un héroe en un mundo postapocalíptico en Mad Max: Fury Road (2015), y este año, pasará de un villano que lucha contra sus demonios en Venom, a ser uno de los mafiosos más famosos del mundo en Fonzo.

Hardy interpretará en este filme biográfico y de drama al napolitano Al Capone. La cinta, dirigida por Josh Trank, aún se encuentra en rodaje; sin embargo, a través de la cuenta de Instagram del actor, compartió al primera imagen de él caracterizado como Capone en sus últimos 10 años de vida, cuando estaba encerrado en la cárcel y comenzó a sufrir de demencia por su oscuro y violento pasado.

Tom Hardy como Al Capone / Instagram @tomhardy

Fonzo, ambientada a finales de la década de los 40, presenta a un Capone de 47 años que murió lejos de la fama de sus años como mafioso italiano.

Trank es conocido por dirigir la película de ciencia ficción Chronicle de 2012 y el reboot de Fantastic Four en 2015. Y esta vez, dirige a Hardy junto a otros actores como Linda Cardellini, Matt Dillon, Kyle McLachlan y el escocés Jack Lowden, con quien trabajó en Dunkirk de Christopher Nolan.

Fonzo marca el regreso de Trank, de 34 años, a la silla de director después de algunos rumores controversiales de su relación con 20th Century Fox por la edición final de Fantastic Four y el hecho de que, supuestamente, su conducta en el set de grabación fuera inapropiada, hostil y grosera.

No es la primera vez que Capone es representado en la gran pantalla por un gran actor. El 1987, el mismo De Niro le dio vida en The Untouchables de Brian De Palma junto a Sean Connery, Kevin Costner y Andy García.

Comentarios