Sister Jean, la monja de 98 años que es la inspiración de Loyola en March Madness

La monja Jean Dolores es la capellán de los Ramblers de la Universidad Loyola de Chicago, el equipo de basquetbol colegial que alcanzó el Final Four en March Madness. La gran historia del equipo se ha quedado corta con la cobertura que los medios de comunicación estadounidense le han dado a la monjita que funge como capellán y catequista de la universidad, en especial del los muchachos que juegan en el equipo de basquetbol.

La hermana Jean vivió en carne propia el último campeonato nacional de basquetbol de la Universidad de Loyola en 1963, aunque no fue la capellán del equipo hasta 1994, pero no solamente cumple con su deber religioso, también hace scout de los rivales a los que se enfrentarán sus muchachos, les da consejos de juego para mejorar su rendimiento, envía correos electrónicos con sus comentarios después de los partidos y reza con ellos antes y después de cada partido sin importar el marcador.

March-Madness-Monja-Jean-Loyola-2018
Getty Images

Pero el conocimiento de basquetbol  de la monja Jean no es por obra del Espíritu Santo, resulta que en su juventud Jean Dolores fue jugadora y más tarde entrenadora, por eso sabe de lo que habla. La monja ha tenido una cobertura mediática tremenda y se ha convertido en el principal tema de conversación del torneo. No crean que la hermana Jean anda paseando en sus zapatitos de vestir, también tiene estilo y unos tenis Nike personalizados.

Loyola-Chicago-March-Madness-Monja-Jean-Dolores-tenis-Nike
Foto: Alyssa Schukar / The New York Times

Es raro que la hermana Jean Dolores se pierda una partido, de hecho solamente se ha perdido 10 juegos de los Ramblers desde 1994. Este sábado Loyola se enfrentará a Michigan en el Final Four de March Madness, para que todos entiendan, son las semifinales del torneo. El partido lo podrán seguir a través de ESPN en punto de las cuatro de la tarde. El otro enfrentamiento para conocer a los finalistas es Kansas contra Villanova a las 6:30pm también por ESPN.

La monjita tendrá que rezar bastante porque viene un partido complicado contra otro equipo que también sorprendió a muchos llegando a los últimos cuatro sobrevivientes de la competencia, pero estamos seguros de que ya mandó muchos correos y ya estudio a fondo a cada jugador de Michigan para pasarle el reporte a sus muchachos. La hermana Jean Dolores es otro ejemplo de que el deporte es para todos.

Comentarios