¿Sabías que uno de los actores principales de ‘The Walking Dead’ pidió que mataran a su personaje?

Hasta este momento no hay mucho más que decir de The Walking Dead excepto el hecho de que de los personajes que comenzaron en la primera temporada, ya solo quedan unos cuantos. A partir de esto es que uno de los protagonistas que aparecieron al inicio de la serie de AMC, explicó por qué su salida, la cual no fue precisamente por cuestiones de historia o guión, sino por algo más.

Jeffrey DeMunn o mejor dicho, Dale, el dueño de una casa rodante, viejito, que cuidaba de todos y murió súbitamente, en realidad pidió a los creadores que lo mataran, pues uno de sus amigos, el ex productor ejecutivo de TWD, Frank Darabont, salió de la serie en julio de 2011 tras ser despedido por la televisora.

La decisión de la muerte de Dale fue mía. Estaba furioso sobre cómo Frank fue sacado del show. Pasé una semana sin poder siquiera tomar una respiración profunda. Y después me di cuenta, ‘Oh, puedo renunciar’. Así que los llamé y les dije: ‘Es un programa de zombies. Mátenme. Ya no quiero seguir haciendo esto’. Fue un gran alivio para mí.

Según explicó Jeffrey en entrevista con Cleveland.com, la única razón por la cual aceptó aparecer en The Walking Dead fue debido a que su amigo, Frank Darabont, era el show runner de la serie en 2010.

Estaba haciendo una obra en Texas y Frank me llamó y dijo: ‘Oye ¿quieres venir a Atlanta y matar zombies?’. No tuve que pensarlo. Era Frank. Sabía que iba a haber calidad.

Al principio el guión era simplemente increíble, era tan original como el elenco. No puedes hablar de ‘The Walking Dead’ sin hablar sobre el calor extremo. Yo siempre estuve agradecido que Dale tuviera un sombrero. Era un calor en serio y teníamos que trabajar todo el día. El calor era una forma de unirnos a todos, al elenco y al equipo. Con esas condiciones cuidas a tus amigos.

La versión que se manejó sobre la salida de Frank, fue que la serie redujo su presupuesto para la segunda temporada. Ante esto él mostró su inconformidad y los productores terminaron por despedirlo. A partir de lo ocurrido Frank demandó a AMC bajo la premisa de no haber recibido la parte de las ganancias que le correspondía. Dos años más tarde, volvió a reclamar decenas de millones de dólares en beneficios y hasta la fecha, continúa la disputa legal.

Comentarios