‘Decime qué se siente Messi’, España humilló a Argentina con Lio en la grada

Definitivamente la Selección de Argentina es una con Lionel Messi y otra sin el astro del Barcelona, o así lo demostró al caer humillado ante España por 6-1 en el Wanda Metropolitano con tres goles de Isco, en un duelo en el que no mostró idea y una defensa muy endeble.

60 años después Argentina volvió a recibir seis goles por parte de un equipo europeo, pues Checoeslovaquia había sido el último rival que le había hecho esa cantidad de goles, en el Mundial de Suecia 1958.

Messi en la tribuna
Twitter

Higuaín hizo un Higuaín a los 7 minutos, cuando recibió un centro por izquierda y remató frente a De Gea, mandado su disparo por un lado.

Dicen que el que perdona pierde y España lo hizo valer al robar un balón en la salida, para que Marco Asensio asistiera perfecto a Diego Costa y el del Atleti punteara ante la salida del arquero para abrir el marcador.

Maximiliano Meza tuvo el del empate para la Albiceleste al recibir filtrado dentro del área pero su remate le salió directo a las manos de De Gea.

España fue tremendamente contundente y a los 27 minutos, otra vez Asensio asistió con un toque al centro por derecha que nadie pudo cortar e Isco llegó solo para rematar y mandarlo al fondo.

Argentina reaccionó al minuto 39 con complicidad de David De Gea, pues el guardameta no pudo atajar un cabezazo de Nicolás Otamendi dentro del área y el balón le pasó entre los brazos.

A España le bastaron seis minutos del segundo tiempo para liquidar el partido, otra vez robando el balón para que Iago Aspas dentro del área asistiera a Isco y el del Madrid disparara raso, con potencia para hacer el tercero.

No tuvo piedad el equipo de Lopetegui y tres minutos después, Thiago Alcántara con un disparo potente dentro del área venció a Caballero para hacer el cuarto de los ibéricos.

Ya había hecho el quinto España a los 60 minutos con un disparo cruzado de Sergio Ramos pero el árbitro lo anuló por una falta previa, que sólo él vio.

Con otro cabezazo la Albiceleste pudo acercarse en el marcador pero en esta ocasión el testarazo de Otamendi se estrelló directamente en el poste izquierdo.

La goleada fue ridícula para la defensa de Argentina y al minuto 73, De Geaasistió‘ despejando para que Iago Aspas hiciera el quinto punteando ante la salida del guardameta argentino.

No pasó ni un minuto y de nueva cuenta Aspas se metió al área, tocó para Isco y tras un mal control, le pegó con potencia para hacer el sexto y volver a dejar a Willy Caballero como un mero espectador al que sólo le faltó aplaudir.

Después del sexto tanto lapidario, Lio Messi dejó el palco del Wanda Metropolitano, seguramente para esperar a sus compañeros en el vestidor.

ión

Comentarios