“Esto no es un #MeToo. Nunca dije que fuera víctima” Stormy Daniels y su relación con Trump

Como les informamos, el 12 de enero pasado uno de los abogados del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, Michael Cohen, aceptó que habían pagado 130 mil dólares a la ex actriz porno Stephanie Clifford -Stormy Daniels- poco antes de las elecciones de 2016.

¿Para qué?

Porque la actriz había tenido un encuentro sexual con Donald Trump -entonces candidato-, a quien conoció en un torneo de golf en un hotel de Nevada.

El abogado se aseguró de aclarar que el dinero salió de su bolsillo -del de Trump- y no del conglomerado empresarial ni de la campaña electoral de Trump.

La cosa es que la actriz no había podido declarar públicamente sobre su encuentro con Trump porque había un impedimento legal que se lo prohibía, pues porque había recibido dinero para guardar silencio en una acción desesperada por disminuir la polémica que el candidato cargaba sobre sus hombros.

Leer: Actriz porno recibió 130 mil dólares para ocultar encuentro sexual con Trump

Sin embargo cuando se desató el escándalo, Stormy Daniels demandó a Donald Trump acerca del supuesto acuerdo afirmando que era nulo. Lo que quería era por fin declarar acerca del tema.Incluso ofreció devolver el dinero con tal de hablar abiertamente de su encuentro.

La entrevista

Entonces sucedió. Se acordó la primera entrevista pública en la que se hablaría del caso. Ocurrió el pasado domingo en el programa CBS “60 Minutes”.

Anteriormente, el abogado de Stephanie Clifford había denunciado que su cliente había sido amenazada respecto a lo que podía decir. “Fue físicamente amenazada para permanecer callada sobre lo que sabía acerca de Donald Trump”.

Sin embargo, el jueves antes de la esperada entrevista, Michael Avenatti (el abogado) publicó en su cuenta de Twitter la foto de un disco en el que supuestamente estaban las evidencias que probaban las declaraciones que ya había hecho la actriz. Acompañó la imagen con la frase: “Si una foto vale más que mil palabras, ¿cuántas palabras vale esto?”.


¿Qué paso en la famosa entrevista? 

La actriz le aseguró a Anderson Cooper -conductor del programa “60 Minutes”-  que en ningún momento había dicho que ella era una víctima. Agregó “esto no es un #MeToo” y dijo que tratar de usarla para llevar adelante la agenda de “alguien más” hace un daño terrible a las personas que son verdaderas víctimas.

60 Minutes, entrevista con Stormy Daniels
Foto: USA Today

Describió el encuentro sexual que mantuvo con Trump, que sólo fue uno, y que posteriormente siguieron en contacto. Pero todo fue consensuado.

Se refirió a Trump como “un hombre poderoso que intentó usar las promesas de promoción profesional como una herramienta para convencer a una mujer de acostarse con él, y luego la amenazó e intimidó para que no la escuchara”.

¿Promoción profesional? 

Es que poco después de conocer a Trump en el torneo de golf en 2006, Daniels asegura que se reunió con él en la suite de su hotel para cenar, momento que él aprovechó para señalar que era “inteligente y hermosa” y le preguntó si consideraría estar en The Apprentice -un programa de televisión estadounidense de la cadena NBC, justo de Donald Trump-.

The Apprentice, programa de la cadena NBC
Foto: Wikipedia

Ella declaró que en el momento consideró que hablaba enserio pero que también le pasó por la mente que sólo quería acostarse con ella. Sin embargo, se acostó con él aunque, como dice, ella no quería y no se sentía atraída por él. Daniels tenía 27 años y Trump 60. 

Señaló que es precisamente ella quien tiene derecho de decidir como se siente con las experiencias que tiene, en este caso se sintió culpable pero no una víctima. 

Posteriormente Trump la contactó para sugerirle que tuvieran sexo de nuevo y ella se negó. Por lo que la oferta de aparecer en el programa desapareció. 

Se sintió amenazada después cuando tuvo que firmar un acuerdo de no divulgación sobre lo sucedido. Si bien Daniels tiene claro que su encuentro con Trump fue consensual, otros han descrito que no lo fue.

Comentarios