“Hasta matar un cabrón” para ganar, dice priista en Morelia… luego se disculpa: es que voy “con todo el ánimo”

“Ese güey hasta cometería un delito con tal de gobernarme, voy a votar por él”, dijo nadie nunca… o quien sabe, el electorado es una masa harto extraña. Pero bueno, para empezar probablemente lo que motivó al priista Mario Tzintzún Rascón a advertir que sería capaz de quebrarse a un cristiano con tal de ganar la próxima elección en Morelia, no fue precisamente su deseo de ser un servidor público (cof, sino el gusto por el poder, el hueso, comer de a gratis, cof)…

¿De qué les estamos hablando? Ahh, pues resulta que al exsecretario de Organización del Comité Directivo del PRI y actual “mapache”, digo… coordinador tricolor, Mario Tzintzún Rascón, se le soltó un poco la lengua al momento de animar a sus compañeros de cara a la campaña por la presidencia municipal de Morelia, Michoacán. En el discurso con el que manifestó su respaldo a la candidata del PRI para la alcaldía, Daniela de los Santos, aseguró que los de su partido harán “lo que tenemos que hacer para ganar, punto. Y ahí incluye todo: desde pegar un botón, hasta matar a un cabrón, como dijeran los (…) éramos mapaches, ahora somos operadores”.

¡Qué!… ¿sorprendidos? Pues no deberían: según el propio Tzintzún Rascón, lo advertido simplemente será la aplicación de lo que “siempre han hecho”: dar “la pelea por el partido” para ganar la contienda del 1 de julio.

Luego de las extremas declaraciones de Tzintzún, sus compañeros no se quedaron atrás y uno de ellos – Tadeo Valdez Pérez – le hizo segunda al remarcar que el PRI no tiene razón para temerle a ningún partido. Mientras que el pragmatismo ha deteriorado a otros, en el tricolor la fortaleza viene de la institucionalidad y el compromiso con el partido, así como de su colectividad, agregó.

 

Pero bueno, mientras que en el PRI las declaraciones de uno de sus mapaches no causaron extrañeza, en el PAN, PT y Movimiento Ciudadano sí, por lo que exigieron al Instituto Electoral de Michoacán (IEM) que se investiguen las declaraciones del priista, ya que “podrían constituir amenazas de muerte”. “Reprobamos estas declaraciones, absolutamente; pedimos que este tema se aborde en la Mesa de Seguridad. Lo hacemos responsable de cualquier hecho violento que pase en Morelia en el tema electoral. Que se ubique, no estamos en los 70, donde libremente se podía amenazar a la oposición y la ciudadanía sin consecuencia alguna”, señaló el representante legal del PAN, Javier Antonio Mora Martínez.

Y claro, no podía faltar la clásica disculpa. AL ver la forma tan cavernaria en que la había regado, Tzintzún aclaró que sus declaraciones fueron personales y dichas “en sentido figurado”… la frase fue “una equivocación humana y personal, fuera de lugar”, admitió. Eso de “matar a un cabrón” fue para decir que “acude a esta elección con todo el ánimo de frente”, justificó a medios locales. “Me equivoqué y como tal lo asumo. No quise afectar a mis compañeros de partido, ni a la sociedad en general. Todos esperamos unas elecciones competidas, pero apegadas completamente al orden, a la civilidad y a derecho”, remató… como si le estuviera dando el tiro de gracia a un fulano, claro, en sentido figurado.

Comentarios