De 40 diputados del Congreso de Sinaloa, 31 pidieron licencia para buscar otro cargo

¿Alguien dijo “chapulineo”? Aunque el caso individual de “brinco” político más representativo es el de Jaime Rodríguez, El bronco, quien en campaña para la gubernatura de Nuevo León juró “por ésta” que nunca dejaría su cargo para ir a buscar otro hueso… y a la mera hora ahí lo vimos falsificando firmas (y dentro de poco regresando a su mandato, con la cola entre las patas), quizás el más descarado -en lo colectivo- es el siguiente. Acompáñennos con esta triste historia…

Con un periodo legislativo que iniciará en breve (el próximo 1 de abril), a más de la mitad de los diputados del Congreso de Sinaloa (mejor dicho, casi todos) les valió gorro dejar botada la chamba para la que fueron elegidos y, alegremente, pidieron licencia… ya saben, “porque elecciones del 1 de julio” y quieren asegurar hueso para los próximos años. Así, de los 40 legisladores en función, nomás se quedarán a roncar en su curul nueve… 31 estarán más ocupados buscando una reelección o bien, otro cargo.

Sesión del la Diputación Permanente
Foto: Facebook

Ahora veamos: según la página oficial del mentado Congreso, 21 diputados pertenecen al PRI, siete al PAN, seis al PAS, dos al Panal, dos a Morena y PRD y PVEM tienen nomás de a uno. De estos números, los que se van son 18 del PRI, cinco del PAN, cinco del PAS, uno del Panal, uno de Morena… y el del Partido Verde dijo “al fin que nunca me toman en cuenta” y decidió dejar a su partido sin ninguna representación oficial.

¿Y con nueve diputados la van a armar? Bueno, pues para eso sirven los de la banca: en la pasada sesión los suplentes de cada unos de los “chapulines” rindieron protesta… pero aún queda pendiente quién irá a suplir al diputado Misael Sánchez, del Partido Verde.

Pero bueno, de acuerdo con el presidente de la Diputación Permanente, Víctor Godoy, el que los legisladores hayan abandonado su cargo con la esperanza de llegar a otro puesto (el cual quizás igual dejarán para intentar brincar a otro), no representa un perjuicio a la ciudadanía… es más, es un “aporte” a la democracia. “Confiamos en el espíritu del legislador al realizar la reforma constitucional que permite la reelección y que busca consolidar una Legislatura más experimentada y representativa”, señaló.

Comentarios