Mike Shinoda de Linkin Park se lanza como solista con su disco ‘Post Traumatic’

Todo lo que sucede en nuestras vidas sirve como inspiración para realizar cualquier cosa. En la vida de un músico, evidentemente, sirve para hacer música y cuando se trata de un suceso personal e íntimo, este se convierte en algo más que itwnspiración. Al parecer, esto es lo que ha sucedido a Mike Shinoda, uno de los miembros de Linkin Park.

Después de la muerte por suicidio –inesperado– de Chester Bennington, el cofundador de esta banda encontró un consuelo y una especie de refugio en lo que mejor sabe hacer, tanto así, que decidió lanzarse como solista con un disco titulado Post Traumatic con 16 canciones personales y profundas.

Con lo de Bennington, Shinoda comenzó a escribir y grabar su nueva música dirigida para un EP del mismo nombre que llegó a principio de año con la salida de “Over Again”, “Watching As I Fall” y “Place to Start”; sin embargo, había más y ahora, el músico anunció el próximo lanzamiento de un LP con fecha de salida para el 15 de junio. Para que vean que va en serio, Shinoda sacó dos canciones de este nuevo material con todo y sus respectivos videos: “Crossing A Line” y “Nothing Makes Sense Anymore”.

El título del disco quizá nos diga que Shinoda se encuentra en una etapa de dolor por las consecuencias de lo que ha sucedido, pero en realidad, las canciones dicen lo contrario. “Es un viaje para salir del dolor y la oscuridad, no para entrar al dolor y la oscuridad. Si las personas han pasado por algo similar, espero que no se sientan solos. Si no han atravesado algo así, entonces espero que se sientan agradecidos”, comentó Shinoda sobre el disco.

Y sí, “Crossing A Line” cuenta cómo está luchando contra sus propios demonios y el temor que siente de lastimar a otra persona mientras se deshace de ellos. “Tengo demonios dentro de mí, así que los enfrento con una opción. Los ignoro o les doy una voz”.

Si han sido fanáticos aguerridos de Linkin Park, no esperen escuchar algo de eso en este nuevo trabajo de Shinoda. Como mencionamos, se trata de un disco muy personal que cuenta un proceso de sanación con base en su experiencia. Sin embargo, y para ser justos, no suena nada mal y, mientras más honesto, mejor. Así que sí, vale la pena darle una oportunidad a un Shinoda alejado de lo que conocemos.

Notas relacionadas:

Comentarios