¡Guerra de comida! Así fue una escena eliminada de… ¿‘Phantom Thread’?

Phantom Thread fue una de las películas nominadas al Oscar que guardaban cierta mística, seriedad, humor clásico y elegancia con una historia salida de la mente de uno de los directores más importantes de nuestros tiempos: Paul Thomas Anderson. A través de un protagonista obsesivo, pudimos entrar en la mente del diseñador Reynolds Woodcock, uno de los modistos más importantes de la primera mitad del siglo XX que, después de conocer a una mesera llamada Alma, comienza un romance poco comprensible basado en la superioridad y la dependencia.

Las actuaciones por parte de Daniel Day-Lewis, Vicky Krieps y Lesley Manville, hicieron de esta cinta una de las mejores. Por eso, resulta complicado imaginar que dentro de toda la historia, hubo una escena que implicaba pelea, comida y unos tintes infantiles… pero así fue.

Para probar que de alguna manera Phantom Thread es graciosa –muy al estilo de PTA–, salió en exclusiva para Entertainment Tonight, una escena eliminada en la que los hermanos Woodcock interpretados por Reynolds y Lesley, comienzan a pelear y terminan aventándose agua, jugo y un poco de comida.

A lo largo de la película, como un detalle central, se pueden ver diversos desayunos en los que el silencio es un requerimiento para evitar que el protagonista se enoje. En uno de esos, Cyril y Reynolds comienzan a discutir. El corte final quedó en que se pelean con puras palabras cuando ella dice: “Quieres que le diga a Alma que se vaya?”. “No, ¿por qué?”, contesta Reynolds.

“Bueno, si la vas a convertir en un fantasma, hazlo. Pero, por favor, no la dejes esperando por ti. Siento empatía por ella”, dice Cyril. Y después de que la contestación de su hermano no le parece: “No busques pelea conmigo porque, con seguridad, no vas a salir vivo. Iré directamente hacia ti y tú serás el que termine en el suelo. ¿Entiendes?”.

Esta escena se convirtió en una de las más famosas de la cinta; sin embargo, la cosa iba a ser muy diferente. En lugar de esto, iban a lanzarse todo lo que estuviera en la mesa. ¿Lo mejor de esto? Es que se puede ver a Daniel Day-Lewis un poco más relajado, y no necesariamente en su papel, sino en la realidad.

El actor dijo que este filme sería su último antes de su retiro y que esa decisión la tomó por una depresión que creció a partir de interpretar a Reynolds Woodcock. Por acá te dejamos la escena eliminada:

Comentarios