Le bajaron el switch a Julian Assange y ya se quedó sin internet

Julian Assange, el creador de Wikileaks y una de las personalidades más controvertidas de la política, la seguridad nacional y la esfera digital, tendrá que estar callado hasta que mejore su comportamiento.

En un comunicado oficial, el gobierno de Ecuador confirmó que decidieron quitarle el internet y todas las comunicaciones con el exterior.

Assange, es inquilino de la Embajada de Ecuador en Londres desde hace seis años y se mantiene ahí por la protección internacional que recibe de este país. Según los reportes, su vida en el edificio diplomático no estaba tan mal, tenía donde hacer ejercicio y una buena computadora para poder divertirse.

Sin embargo, la única condición para que tuviera internet —y con ello comunicación con el exterior— era que dejara de mandar mensajes metiéndose con otros países, ya que afectaban la relación de Ecuador en la esfera internacional.

Julian “You had one job” Assange, no pudo cumplir con el acuerdo y ahora, ya se quedó oficialmente incomunicado.

Ya sin internet, las campañas a favor de Assange y pidiéndole a Ecuador que no lo desconecte ya aparecieron afuera de la embajada.

En las últimas semanas, Assange había metido su cuchara en todos lados.

En su cuenta de Twitter, mandó mensajes contra la Unión Europea, estaba activamente involucrado en la situación de Cataluña, dio su opinión de la expulsión de diplomáticos rusos de Reino Unido y hasta retuiteaba mensajes en contra de las agencias de inteligencia de Estados Unidos.

Si a esta situación, le sumamos que el presidente de Ecuador, Lenin Moreno, había dicho que Assange era un “problema heredado” y su presencia en la embajada le causaba más de una molestia a su gobierno, es comprensible que estos recientes mensajes fueran la gota que derramó el vaso.

Con esta decisión, podemos asegurar que la cuenta de Twitter de Assange va a estar inactiva por un rato. Fuera de eso, el futuro del fundador de Wikileaks sigue siendo una incógnita de la política internacional.

*Foto de portada: DailyWire

Notas relacionadas:

Comentarios