La violencia de las #Elecciones2018: más de 60 candidatos y políticos asesinados

Hoy, 29 de marzo, terminan las precampañas. Este proceso va a ser recordado por el Movimiento Naranja, la Niña Bien, el #YoMero y otras tantas joyas que nos regalaron los candidatos. Sin embargo, algo mucho más grave sucedía mientras poníamos atención a cancioncitas pegajosas, sacerdotes perreando y hashtags sin sentido: todas las campañas del país quedaron marcadas por la violencia.

Desde el día que arrancó la contienda electoral se vivió la violencia que las acompañaría. El día de inicio de las precampañas, el pasado 8 de septiembre del 2017, murió asesinado Ángel Viveros López, un joven priísta de Xalapa, Veracruz.

Después de Ángel, durante las #Elecciones2018 se han contado más de 60 asesinatos a candidatos a puestos de elección, alcaldes, regidores e integrantes de partidos políticos. Estos números, equivalen a un político o candidato muerto cada tercer día.

La cosa en México está así: desde 1997 que empezaron a medir los homicidios dolosos en nuestro país, los meses finales de 2017 y el principio de 2018 han sido los más violentos en la historia. Así, no es de extrañarse que la situación atrapara a los que aparecerán en las urnas el próximo 1 de julio.

Si eso no era suficiente, no solo es la cantidad, también la manera en la que se presenta la violencia. Excélsior publicó que estos “políticos han sido asesinados con armas de fuego, calcinados, o incluso, sus cuerpos han sido encontrados desmembrados”.

La Organización de Estados Americanos mostró su preocupación sobre la situación actual, aunque esto no ha hecho nada para aminorar las condiciones de la campañas en México.

Lo que comenzó con Ángel Viveros, también se ha llevado Victor Manuel Espinoza (PRI), Victor Molina Dorantes (PRD), Santana Cruz (PANAL), Antonio Arroyo (PRD), Francisco Vázquez (PRI), Hilda Patricia Carrera (PRI) y ellos, son solamente los políticos asesinados en Veracruz.

También, seguro leyeron del asesinato de las dos precandidatas a diputadas en Chilapa, Guerrero. Primero, asesinaron dentro de su restaurante a Antonia Jaimes Moctezuma. Luego, encontraron sin vida en la carretera a Dulce Rebaja.

Junto a ellas, en la lista de defunciones políticas están Marino Catalán (PRD), Arturo Gómez (PRD), Homero Bravo (PRD), Ranferi Hernández (PRD), Adolfo Cerra (PRI), Armando López (MC), Miguel Solorio (Independiente), Gabriel Hernández (PES) y Dagoberto Domínguez (PPG). Ellos, también eran candidatos y políticos del estado de Guerrero.

Además, de estos dos estados que se han teñido de rojo, también hay ocho casos en Puebla, siete en Oaxaca, cuatro en Hidalgo, cuatro en el Estado de México y tres en Jalisco.

San Luis, Colima, Chihuahua, Chiapas, Guanajuato y Tamaulipas han visto dos asesinatos políticos cada uno. Mientras tanto hay un asesinato en Baja California, Zacatecas, Nayarit, Durango, Tabasco y Michoacán.

Los medios y los especialistas hicieron bien las cuentas y este el saldo final de las precampañas mexicanas. Mañana, 30 de marzo, empezarán oficialmente las campañas electorales y desafortunadamente, la violencia parece asomarse en las casillas.

*Con información de HuffPost, Excélsior y Etellekt

**Foto de portada: Paola Rojas

Comentarios