Entretenimiento

¡Para maratonear! 10 películas mejor rankeadas de Netflix para ver este puente

Cuando no hay nada qué hacer durante un largo puente como el de Semana Santa, la única opción que tenemos es quedarnos en casa, amoldar los cojines y ponernos a ver muchas –varias– películas de Netflix. Se dice que el catálogo de México no es de los mejores; sin embargo, hay muy buenos títulos que valen la pena ver o volver a ver… ya dependerá de cada persona.

Ahora bien. Nos echamos un clavado en los filmes mejor calificados por la audiencia para hacer una lista de 10 donde sólo lo mejor de lo mejor quede disponible para ustedes. Por acá les dejamos la lista para que de una vez por todas se echen un maratón y sientan que el tiempo se pasa suavecito:

Annihilation de Alex Garland

Una película que se perfila para ser un clásico de ciencia ficción, a fuerza, debía estar en un listado como este. Annihilation, protagonizada por Natalie Portman, cuenta la historia de una bióloga exmilitar que después de que su esposo regresa de una misión secreta y cae en coma, decide investigar qué es lo que le ha sucedido, entrando en contacto con el Área X, donde todo lo que entra, no regresa.

Basada en una novela, Garland hace su segunda película como director después una buena recepción con Ex Machina, protagonizada por otra actriz ganadora de un Oscar: Alicia Vikander. Annihilation, para empezar con un maratón, no está nada mal.

Verónica de Paco Plaza

Nada de lo que se cuenta en Verónica es una novedad: una chica, que va a una escuela de monjas, decide arriesgarse y  juega a la ouija con sus amigas. Después de esto, comienza a sentir presencias siniestras y malditas en su casa donde vive con dos hermanos más pequeños.

Esa historia la hemos escuchado una y otra vez, y si no es una ouija, es un video, y si no es una adolescente, es cualquier otra persona… sin embargo, lo que hace tan interesante a Verónica y uno de los filmes mejor calificados de Netflix, es la forma en que está hecha y la presencia de Paco Plaza en la dirección, el creador de la saga de REC. Además, le agrega cierto toque de misterio y terror el hecho de que está basada en un suceso real.

Bright de David Ayer

Las críticas la deshicieron pero la gente la amó, y al final, eso es lo que cuenta. bright es la producción de Netflix más cara y el primer proyecto de Will Smith en una plataforma de streaming. La historia de Bright es rebuscada y se soluciona rápido; sin embargo, es una película de acción y de eso tiene de sobra. Ambientada en Los Ángeles del futuro, los humanos conviven con seres mitológicos como las hadas, los elfos, orcos y más en un entorno basado en las clases sociales y el racismo. El personaje de Smith es un policía que tiene como compañero al primer orco oficial de la historia, pues ellos están acostumbrados a ser los criminales de la ciudad.

Con elementos de fantasía como varitas mágicas y personas con dones especiales, deben proteger un arma poderosa y peligrosa si cae en manos de los ricos de la ciudad, los elfos.

Dioses de Egipto de Alex Proyas

Es el turno de la mitología egipcia con una película que de primera vista quizá no llame mucho la atención, pero después de un rato logra atrapar al pública. Después de que Horus pierde una pelea contra el malvado Set, dios del caos, este se convierte en el dueño de todo Egipto, esclavizando a su pueblo y formando un ejército lleno de dioses, bestias y demonios al que los mortales no pueden combatir. Sin embargo, para eso está Bek, un chico que va en busca de Set, el único que puede derrotar al malo.

Divertida, llena de acción, de a ratos un poco aburrida, pero muy bien calificada en Netflix por los mismos usuarios. Así que vale la pena darle una oportunidad.

La chica danesa de Tom Hooper

Este drama, basado en hechos reales, cuenta la historia de cómo el pintor danés Einar Weneger, después de que su esposa Gerda le pidiera que posara para ella, comienza una lucha interna por identificar quién es: si es hombre o mujer. Un favor y una broma inocente, convierte a Einar en Lili, la primera mujer –en la realidad– transgénero de la historia que se sometió a una cirugía para cambiar de sexo. Este drama de época le dio a Alicia Vikander, con justa razón, el Oscar por su actuación como Gerda, una mujer “abandonada” que deja de lado su dolor y soledad, para apoyar a la persona que alguna vez fue su esposo.

Guardianes de la Galaxia de James Gunn

Por supuesto, debía estar una película de superhéroes de Marvel, y la elegida por todos es la primera entrega de Guardianes de la Galaxia con Star-Lord, Gamora, Rocket Raccoon, Drax y el tierno Groot como protagonistas. Esta cinta de 2014 marcó el inicio de la historia de unos héroes de Marvel poco conocidos en comparación con los demás, y más si consideramos que a Marvel Studios le tomó casi ocho años decidirse en sacar una película exclusiva para ellos.

Cuando Peter Quill roba un artefacto de valor, comienza una persecución por recuperar ese objeto y atrapar al mismo Quill después de que se ofreció una recompensa por él. De este modo, se comienzan a involucrar las figuras más importantes de la cinta de forma circunstancial.

El lobo de Wall Street de Martin Scorsese

Esta cinta parecía ser la primera en darle un Oscar a Leonardo DiCaprio, pero sólo nos emocionó a todos y tuvimos que esperar un par de años para que al fin, a Leo le hicieran justicia. Esta cinta cuenta la historia real de Jordan Belfort, un hombre, un corredor de bolsa que fue acusado de fraude y manipulación mientras trabajaba en la bolsa de valores en la década de los 90. Cuando decide tener una mejor vida, Belfort comienza una carrera en contra de todo con tal de obtener lo que siempre ha querido con base en el consumo desmedido de cocaína y la contratación de servicios sexuales.

El lobo de Wall Street representa una de las muchas colaboraciones entre Scorsese y DiCaprio desde que comenzaron a trabajar juntos en 2002 con Gangs of New York.

Otro día para matar de David Leitch y Chad Stahelski

John Wick, para los conocedores. Esta cinta protagonizada por Keanu Reeves, cuando se estrenó en 2014, no obtuvo tanto ruido; sin embargo, ha sido una de esas películas que con el tiempo van tomando fuerza y popularidad, haciendo la segunda parte de 2017, más popular. Además, ha tomado cierta relevancia después de que en Estados Unidos, algunos republicanos la hayan señalado como una de las culpables por la violencia con armas en las escuelas.

Después de la muerte de su esposa y su perro, un exasesino a sueldo decide cobrar venganza sobre aquellos que le quitaron la única esperanza de vida que tenía; sin embargo, descubre que uno de los vagos que mataron a su perro, es hijo de su exjefe, un mafioso ruso… de esta manera, todo se complica y se convierte en un baño de sangre.

Mute de Duncan Jones

Duncan Jones no había sacado algo tan valioso y trascendente después de Moon, protagonizada por Sam Rockwell, una cinta que explora la soledad a través de una de las mejores actuaciones de Rockwell y una fotografía muy similar, porque no igual, al clásico de ciencia ficción, 2001: A Space Odyssey de Stanley Kubrick. Sin embargo, Jones hace su regreso dentro del mismo género con una producción original para Netflix que vale la pena darle una oportunidad: Mute.

Visualmente hablando, Mute es muy similar a Blade Runner 2049, pero sigue una historia completamente distinta protagonizada por un nostálgico Alexander Skarsgård. Ambientada en una Alemania del futuro, un amish mudo mantiene una relación con una mujer que no logra confesar sus secretos, los cuales están relacionados con prostitución, muerte y una hija a la que no puede ver. Después de que ella desaparece, el personaje principal emprende una búsqueda que lo llevará a desafiar a los grupos criminales de la ciudad.

Jurassic World de Colin Trevorrow

La segunda de Chris Pratt en la lista. Jurassic World forma parte de una estrategia de éxito seguro, y esta cinta fue la primera prueba: contar una historia ya conocida, que siga la misma línea de un filme viejo, pero que no se relacione con las anteriores. Todos conocemos en mundo de Jurassic Park y sus tres películas de los noventas y muy principios del nuevo milenio. Ahora, esta película se basa en lo mismo, pero ni los personajes ni nada, se relacionan. Lo mismo sucederá con el reboot de Men in Black.

Después de la tragedia ocurrida hace más de 20 años en que un parque lleno de dinosaurios se salió de control, vuelven a abrir sus puertas pero con unos cambios más que evidentes: los dinosaurios son utilizados y entrenados para uso militar.

Comentarios