Aquí nos tocó vivir

#DíaDelTaco: Aquí algo de historia de tus tacos favoritos (sí, incluye a los de pastor)

En la actualidad ya hay un día específico para todo: que el día mundial del sueño, el día del orgasmo femenino y hasta el de Star Wars. Obvio el día del taco no podía faltar, y es que además de ser uno de los platillos más ricos de nuestro país, también es uno de los referentes gastronómicos de México más reconocidos en todo el mundo.

Los tacos tienen muchísimos años de existir, más de 500 años según los historiadores. Tanto su nombre y su origen datan del México Prehispánico. Y es que se dice que en esos años ya se consumía este alimento sagrado llamado así porque los españoles no podían pronunciar la palabra quauhtaqualli, que era como los indígenas llamaban a este platillo, y en su lugar decían taqualli, que con el tiempo se convirtió en taco. Así lo dice el libro “Los Tacos de México”, de Martha Chapa, en donde también cuenta que por lo mismo, los puestos de tacos son “callejeros”, pues la gente acostumbraba a comerse sus taquitos en las calles (así como lo hacemos en la actualidad).

Otro testimonio de la historia del taco nos lo dio Bernal Díaz del Castillo en su en su crónica, “Historia Verdadera de la Conquista de la Nueva España”, donde cuenta sobre la primera taquiza que se hizo en México fue obra de Hernán Cortés (algo bueno tenía que haber hecho el pobre), y la hizo en Coyoacán para sus capitanes y conquistadores, lo que nos dice que eso de comer taquitos para celebrar tampoco es nada nuevo.

Hernán Cortés.

De chicharrón, de tripa, de carnitas, de requesón, con aguacate, sudados, de canasta, de pastor, con tortilla de maíz o de harina, a lo largo de la república mexicana existen diversos tipos de tacos, algunos famosos por el guiso que los acompañan o por simplemente ser populares en alguna zona específica del país. Para celebrar el #DíaDelTaco, aquí les hablamos de algunos de ellos:

Tacos de Pastor

Uno de nuestros favoritos y probablemente el más popular en la CDMX, este taco tuvo su origen en el estado de Puebla por allá de los años 60, esto como consecuencia de la llegada de inmigrantes libaneses, quienes modificaron el Shawarma árabe (que son capas de carne de cordero, ternera o pollo, cocinada en un asador vertical que se sirve en pan de pita y se acompaña con vegetales), y le cambiaron la carne de cordero por carne de cerdo marinada con especias como vinagre y chiles servida en una tortilla de maíz.

Tacos de Canasta

Ufff, estos tacos han sido la salvación de más de uno cuando el hambre ataca y la cartera no tiene cómo defenderse. Los también conocidos como “tacos sudados”, aunque son famosos en la Ciudad de México, nacieron en el estado de Tlaxcala, en el municipio de San Vicente Xilocholitla para ser exactos. Los hay de papa, frijol, chicharrón, adobo, entre otros y los venden en una canasta que transportan en una bicicleta.

Taco Placero

No, no hablamos del disco de nuestra querida Paquita la del Barrio, nos referimos a esos tacos que son la alternativa de mamá cuando no tiene ganas de cocinar los domingos (pues oye, déjala descansar tantito). El origen de su nombre es un misterio aunque existen dos teorías: la primera dice que se llaman así gracias a los tacos de chicharrón y carne de res que venden en las plazas de toros, la otra afirma que un valiente fue a comer a un mercadito y que llenó su tortilla con los ingredientes que le gustaban sin saber que su hazaña se convertiría en algo trascendental. Ustedes escojan la que más les guste.

Tacos de Pescado

Son originarios de Ensenada, Baja California. El gobierno de dicho estado menciona que desde hace más de 30 años, los pobladores preparan este platillo, el cual es hecho con tortilla de maíz, salsa mexicana y obvio su pescadito. Una alternativa para Semana Santa y para aquellos que no les gusta comer carnes rojas y ese tipo de cosas.

Tacos de Cochinita

Por supuesto que este manjar sólo podía ser obra de las personas de Yucatán, pues la cochinita pibil es uno de los platillos más famosos de ese estado de la república. Se trata de carne de cerdo adobada en achiote, envuelta en hoja de plátano y cocida dentro de un horno de tierra (algo así como se cocina la barbacoa de horno) y va acompañada de una salsa hecha con chile habanero que está para chuparse los dedos.

No importa el tamaño, el precio o de qué están hechos, el taco es y seguirá siendo uno de los platillos más famosos del mundo. Siempre imitado, jamás igualado, sólo en México se hacen como se deben hacer. ¡Feliz día del taco!

 

 

 

Comentarios