AMLO promete que México no será “piñata de nadie” y Meade que habrá un “gobierno decente”

“Y al tercer día, Jesucristo resucitó”… y mientras eso se celebraba en las iglesias, en polos opuestos del país, Andrés Manuel López Obrador y José Antonio Meade salieron de su descanso de Semana Santa para dar inicio con sus respectivas campañas presidenciales.

En la muy “juarísticamente” simbólica Ciudad Juárez, AMLO inició su tercera (y quizás última) campaña con un compromiso con dedicatoria a Donald Trump: “México ni su pueblo van a ser piñata de ningún gobierno extranjero”. Además de prometer trabajar para terminar con la corrupción y la impunidad, el de Morena aseguró que se dedicará a convencer al presidente de Estados Unidos de que su política de seguridad es “equivocada” y, sobre todo, “despectiva” con los mexicanos.

Acompañado de su coordinadora de campaña y reina del trolleo por internet Tatiana Clouthier, así como del magnate Alfonso Romo, la exlíder de la policía comunitaria Nestora Salgado y la presidenta de Morena, Yeidckol Polevsky, AMLO señaló ante miles de personas que “así como Juárez separó la Iglesia del Estado”, su sexenio separará “al poder económico del poder político”. Y de ahí varías propuestas, para que las vayan apuntando: eliminación del fuero presidencial y de la reforma educativa, marcha atrás de la construcción del NAICM para mejor optar por las dos pistas del aeropuerto militar de Santa Lucía y la renegociación justa del Tratado de Libre Comercio. “Hace mucho tiempo que no existía un entusiasmo como el actual ante la inminencia de un cambio de régimen, ante la cercanía de una transformación mayor; en muchas décadas no habíamos tenido al alcance de la mano, como ahora, la construcción o la reconstrucción de la patria”.

Por su parte, en Mérida, Yucatán, Pepemit dio inicio con una campaña en la que una de las principales chambas será la de quitar el rastro de corrupción que arrastra “gracias” a los flamantes exgobernadores de lo que alguna vez Peña Nieto llamó “el Nuevo PRI”. Por ello, uno de sus primeros ofrecimientos fue el de encabezar un “gobierno decente”, en el que el presidente ya no cuente con fuero político. “¿Cuento con ustedes para trabajar cada momento de los próximos 90 días para ganar? ¿Cuento con ustedes? ¡Claro que vamos a ganar! ¡Vamos a ganar!”, gritó ante cerca de 8 mil simpatizantes a los que prometió hacer de México una “potencia mundial”…

Ajá… ¿y cómo? Pues con estos siete compromisos: que las mujeres sean la prioridad: no más acosos ni feminicidios; creando una educación de excelencia con la construcción de cuatro veces más escuelas de tiempo completo; educación, trabajo o negocio propio para todos los jóvenes; hospitales públicos al 100%; que ningún bebé nazca en pobreza extrema: “piso parejo para todos desde su nacimiento”; combate integral a la inseguridad y el nada ambiguo compromiso de que cada mexicano “tenga lo necesario para alcanzar sus metas”… esto último con el programa que pinta para ser el estelar de su gobierno (en caso de que llegue a ganar): “Avanzar contigo”. “Desde esta campaña iniciaremos una encuesta con la que pondremos en marcha el programa Avanzar Contigo, en el que cada mexicano elija el apoyo que mejor le sirva: avanzar con una beca, avanzar con un crédito, avanzar con un apoyo para transporte. Tú pones las ganas y nosotros el apoyo. Avanzar Contigo será un programa que garantice la inclusión”.

Y nos faltan 86 días ehh…

Comentarios