“Narcos me prometieron no matar políticos y no meterse en elecciones”: Obispo de Chilpancingo

Mientras que el gobernador de Guerrero anda haciendo proselitismo a favor de José Antonio Meade, el obispo de la diócesis Chilpancingo-Chilapa, Salvador Rangel, tuvo un encuentro con líderes del crimen organizado… al menos eso es lo que asegura el propio religioso. Y bueno, el encuentro no fue precisamente para bendecir las armas de algún narco, sino para entablar un diálogo y llegar a un pacto.

De acuerdo con Rangel, resultado de la reunión con los líderes de una organización de narcotraficantes de la Sierra, estos se comprometieron a no darle cuello a ningún político durante el actual proceso electoral. De hecho, los nada confiables criminales prometieron no meter su cuchara en las elecciones. “Aprovechando esta reunión, yo les pedí que no hubiera más asesinatos de candidatos y ellos me prometieron que iban a evitar esto, que iban a dejar una elección libre y que no se iban a meter”.

Salvador Rangel, obispo de Chilpancingo-Chilapa
Foto: Bajo Palabra

Según reporta El Universal, el compromiso de los narcos tendrá validez siempre y cuando los políticos cumplan con dos condiciones muy simples… en teoría:  “que los candidatos no repartan dinero para comprar el voto y que en su lugar realicen obras en las comunidades (…) [y dos]: Que cumplan con lo que prometen, porque después llegan al poder y se olvidan de la gente, y eso es lo que molesta”.

La tregua alcanzada por el obispo de Chilpancingo llega luego de que en el actual proceso electoral 12 políticos han sido asesinados… sólo en Guerrero. Claro, cabe aclarar que la reunión no se dio con el objetivo de pactar, sino de agradecer por el restablecimiento del servicio de luz y agua en el municipio de Heliodoro Castillo. Y ahí, aprovechando el viaje, el obispo pidió ya no manchar las elecciones de julio próximo.

“Yo soy el Obispo, soy el pastor, yo tengo en derecho de hablar con quien sea porque la Constitución no me restringe con quién debo hablar y con quién no, porque estamos en un país libre y se supone que democrático”, comentó Rangel, quien llegó a a la reunión con los narcos en helicóptero, el cual fue rentado con el apoyo de los habitantes. “Ellos me lo mandan (helicóptero), la gente de las comunidades se coopera y me lo mandan”.

Comentarios