Luego de encuentro iglesia-narco en Guerrero, Segob advierte: “no se negocia la aplicación de la ley”

Aunque muchos piensan que el obispo de Chilpancingo-Chilapa les hizo la chamba a las autoridades, al rifarse a ir hasta la sierra de Guerrero para dialogar con los líderes del narco de la región… y todavía convencerlos de no matar a ningún político más (uhhh ¡¡qué detallazo!!) la Secretaría de Gobernación ya se pronunció al respecto, dando a entender “bueno… pero a ti quién te pidió ese tipo de ayuda”.

Entrevistado luego de un evento realizado en el museo de las Constituciones de la UNAM, el titular de la Segob, Alfonso Navarrete Prida, señaló que eso de negociar con el crimen organizado, nomás no aplica: “No es un tema dubitativo, las leyes se acatan y se cumplen”, sentenció, agregando que se ha estado en contacto con los miembros de la Conferencia del Episcopado Mexicano y con el arzobispo, para saber a bien cómo está eso de que andan negociando con los capos… claro, é lo dijo de una manera más suave: “habrá que ver cuál es el contexto en el que ocurrieron esas declaraciones”.

Salvador Rangel, obispo de Chilpancingo-Chilapa
Foto: El Sur de Acapulco

Recordemos que este fin de semana el obispo de Chilpancingo, Salvador Rangel, comentó que le hizo honor a su nombre al lograr que los líderes del narco le prometieran no matar a ningún político más, además de sacar las manos del proceso electoral que se está desarrollando… pero con dos condiciones: que los candidatos no compren los votos y que, una vez elegidos, cumplan con sus promesas de campaña.

 

Aunque Navarrete Prida reconoció que la situación en Guerrero está más que color de hormiga, dados los problemas de seguridad con los candidatos, las ejecuciones que han ocurrido en Chilapa y las balaceras que se arman casi a diario en diferentes puntos del Estado… apuntó que todo eso nomás los hace tener la obligación de aplicar la ley y “poner a disposición de un juez a quien la haya infringido, tenemos identificado al grupo que generó violencia”. Es decir: gracias joven, pero nada de negociaciones, eso no ayuda a que se dé un clima de gobernabilidad. ¿Pues qué el padrecito no vio Pablo Escobar en Netflix?

“En la medida que todos tengamos la oportunidad de cumplir la ley y todos generemos gobernabilidad, cualquier institución, sea pública, privada o sociales, contribuyen a la gobernabilidad, en la medida que sea en el marco del cumplimiento de nuestras leyes, abona desde luego a tener un país mejor”, agregó el secretario en clara insinuación que, con sus negociaciones, la iglesia no está contribuyendo a solucionar los problemas que nos cargamos los mexicanos… En fin, ¿opiniones?