Francia ‘señala’ a más de 70 mil personas como amenazas a la seguridad de Europa

Este miércoles, 4 de abril, una investigación de la Associated Press reveló que Francia ha marcado a más de 78 mil personas como amenazas a la seguridad en una base de datos digital usada por la Unión Europea y otros países. Esta base de datos, se comparte con la Oficina Europea de Policía para que todos tengan información sobre “los residentes más peligrosos del continente”

Esta investigación, reveló que los más de 70 mil residentes marcados como peligrosos por Francia están en un estado de “controles discretos”, que no son más que investigaciones secretas en las que según un parlamentario, “las familias y los contactos de estos individuos están siendo monitoreados”.

Para comparar el asunto, la base de datos de residentes peligrosos del área cuenta con 134 mil nombres, de éstos, los franceses marcaron a más de la mitad. Entonces, según la investigación, Francia podría estar usando los datos para combatir actividades criminales internas, o alguna investigación más profunda de residentes. Originalmente, la base de datos, que se llama Sistema de Información Schengen, sirve para monitorear potenciales criminales peligrosos.

El Sistema de Información de Schengen, o SIS en cortito, se creó para que las policías europeas tuvieran un control conjunto de la seguridad en la zona. Así, si la policía de algún país miembro marcaba a alguien, todas las policías del Espacio de Schengen —que no es lo mismo que la Unión Europea— lo podrían detener para un chequeo.

Un ejemplo, si un residente francés está marcado en el sistema y lo detiene un elemento de seguridad en cualquier parte del Espacio de Schengen —no importa que fuera por cruzar fronteras o pasarse un semáforo—,  su nombre tendrá una alerta para la policía que lo detuvo. Después de eso, Francia podrá pedirle a esta misma policía que le reporte su ubicación, vehículo, acompañantes y si lo considera necesario, puede pedir que lo arresten.


Entonces, ¿qué es lo raro aquí? A grandes rasgos, la cantidad de personas que quiere vigilar Francia. Alemania, el país con más población del Espacio Schengen, marcó nada más a 4 mil personas. Mientras tanto, Francia no dudó en obligar alertas a más de 70 mil personas. Entonces, algo le huele raro a los parlamentarios europeos.

Por cierto, si algún individuo tiene la fortuna de aparecer en la base de datos, no tiene idea y no tiene manera oficial de saberlo. La única forma de enterarse, es notar una constante vigilancia o que cada que los pare un policía, suenen todos los radios. Después de eso, de manera personal, tendrán que atar los cabos.