Putin dice que no espera disculpas; espera ‘sentido común’ en las acusaciones de envenenamiento

¿Se acuerdan del pleito entre Rusia y el Reino Unido? Lo que empezó con el sospechoso envenenamiento de Sergei Skripal, un exagente de inteligencia ruso en territorio británico y terminó en la expulsión de los diplomáticos rusos de Estados Unidos y varios países de Europa, ahora tiene un nuevo capítulo. En el episodio de hoy, Rusia espera salir librado de cualquier culpa.

Hace unos días, Boris Johnson, el secretario de Relaciones Exteriores de Gran Bretaña dijo que las investigaciones “categóricamente” habían concluido que Rusia había elaborado la sustancia que envenenó a Skripal. También, el ministro de Seguridad, Ben Wallace, dijo que el país del vodka era el único productor de la sustancia con la que atacaron al exagente ruso.


Luego de las aventadas declaraciones de Johnson y Wallace, las autoridades británicas tuvieron un momento bochornoso. Resulta, que ninguno de los dos funcionarios tenía razón y todavía no hay ninguna investigación que señale concretamente a Rusia como el culpable, hasta el momento, solo son especulaciones. Entonces, con la cola entre las patas, las instituciones del Reino Unido tuvieron que borrar tweets y disculparse por las “inconsistencias” en las declaraciones.

Así, llegamos al capítulo de hoy. Este miércoles, Vladimir Putin declaró que “no espera disculpas”Sin embargo, aclaró que lo que sí quiere es que “triunfe el sentido común”. Según el presidente de Rusia, “la situación en el mundo será tranquila y previsible si las relaciones entre países se establecen conforme al derecho internacional”.

En una conferencia de prensa tras su reunión con los líderes de Irán y Turquía, Vladimir Putin también compartió su mensaje para otros eventos: “esto se aplica no solo al caso Skripal, sino también a otros aspectos de relaciones internacionales”, dijo el mandatario.

Según Russia Today —un medio ruso que también es conocido como RT—, el representante permanente de Moscú ante la Organización para la Seguridad de Europa, Alexánder Lukashévich sí quiere que el Reino Unido pida disculpas. Además, acusó que todo el caso se trataba de una “provocación a gran escala.