6 datos que no sabías de “La Tumba de las Luciérnagas”, la película más triste de Isao Takahata 💔

Aún no podemos con la muerte de uno de los cofundadores de Studio Ghibli, Isao Takahata, quien junto a Hayao Miyasaki han hecho de cada entrega un clásico de la animación japonesa.

¿Por qué nos pesa? Porque si no fuera por este genio, no existiría una de las películas más desgarradoras en el mundo animado: Grave of the Fireflies (La Tumba de las Luciérnagas). Quizá, la obra más reconocida de Takahata y que incluso impresionó a uno de los más respetados críticos de cine,  Roger Ebert, quien la calificó como una de las mejores y más poderosas películas sobre la Segunda Guerra Mundial.

Entonces, ¿por qué debes verla? Además de lo ya dicho, aquí te van 6 razones para hacerlo:

1.- Es una historia real

Sí. Desgarradora y todo, La Tumba de las Luciérnagas está basada en la novela homónima de Akiyuki Nosaka, quien sobrevivió a la Segunda Guerra Mundial y escribió su historia en un libro, en donde cuenta sobre aquellos horribles episodios en los que perdió a su madre adoptiva y tuvo que hacerse cargo de su hermana pequeña.

2.- Detalles

Para la realización de esta película, los animadores ocultaron en la mayor parte del tiempo la boca de Setsuko, la hermana pequeña de Seita, esto porque primero fue grabada la voz real de una niña de 4 años y luego se hizo la animación.

3.- Película live action

Cuando se cumplieron 60 años del término de la Segunda Guerra Mundial, se conmemoró la fecha llevando a cabo la versión live action de La Tumba de las Luciérnagas, pero en esta ocasión, la historia se centró en las anécdotas de la tía de Seita y Setsuko, ajá, esa misma tía que los trata mal.

4.- ¿Historia antibélica?

No realmente. Al menos así lo dijo en su momento Takahata, quien aseguró que, si la película fuera antibélica, la gente creería que mostrar las desgracias ocasionadas por los conflictos, tal como hizo en su película, evitaría que sucedieran.

5.- ¡Fuera, Disney!

Esta es la primera película de la cual Disney no tuvo derechos de distribución en Norteamérica, esto debido a que fue producida por Shinchosha.

6.- Caramelos Sakuma Drops

Si recuerdas, en la película ambos hermanos comen una especie de caramelo duro… son los Sakuma Drops, unos dulces reales desde 1908 y que, gracias a que se popularizaron a través de La Tumba de las Luciérnagas, de vez en cuando sacan ediciones especiales.

Comentarios