El científico que incubó un huevo de súper mercado

Hay diferentes mitos y verdades alrededor del huevo, que si al romperlo vemos sangre es porque iba a ser gallina, que si es el terror de la humanidad  por la cantidad de colesterol que contiene o que si se puede constatar si el huevo está fecundado,  mirándolo  a contra luz, pero alguna vez te ha pasado por la cabeza preguntarte si alguna vez te has comido el embrión de un tierno y diminuto pollito?

Albert, es un científico biólogo que dedica su vida  al estudio de huevos, ya se de gallinas, aves, tortugas y cualquier clase de animal ovíparo y es un fanático de la conservación de especies; ha recatado pavos e incubado satisfactoriamente huevos de ñandús. Pero esta vez, fue mucho más allá…

via GIPHY

El biólogo estadounidense se dirigió al súper para comprar un cartón de huevos de codorniz, (hombre de paladar selecto), pero lejos de hacerse un omelett, como lo haríamos nosotros, Albert puso la docena de huevos que venían en el paquete, dentro de una incubadora a 37 grados centígrados. 18 días después y  para sorpresa de todos, uno de los 12 huevos, comenzó a romper el cascarón.

El 3 de febrero, Albert no sólo tenía un nuevo amigo, sino que también se convirtió en la mamá de los pollitos, bueno, no tanto así, pero sí al menos de la codorniz bebé.

Tienes  que saber que el huevo, es un producto esencial de la canasta básica, por la gran aportación nutricional, y lejos de los atributos que por años le han achacado al producto de gallina, de acuerdo con estudios de la Universidad de Salamanca, la yema de huevo en realidad puede disminuir el nivel de triglicéridos, además de  contener más colesterol bueno, (HDL) que del malo.

Las manchas de sangre dentro del huevo, no indican el sexo del pollo, en realidad, puede deberse a una anomalía durante el proceso de ovulación de la gallina. A pesar de que los huevos comercializados son revisados a contra luz (este mito sí es verdad), pero a veces pasan por el control de calidad sin notarlo,  los comerciantes recomiendan que en caso de encontrar uno con estas características, es mejor que se deseche.

Estamos hablando de:

huevos incubar