Es detenido en el Vaticano un sacerdote acusado de poseer pornografía infantil

Según autoridades del Vaticano, este sábado 7 de abril fue detenido un sacerdote que era acusado de poseer y distribuir pornografía infantil.

Monseñor Carlo Alberto Capella fue acusado por Canadá de haber descargado pornografía infantil durante su estancia en el país, en diciembre de 2016. Desde entonces el monseñor se encontraba esperando a ser enjuiciado en el Vaticano pues aunque el cura cometió el delito en otro país, el Vaticano no cuenta con tratados de extradición con ningún país, y decidió traerlo de vuelta para juzgarlo. Sin embargo, ahora se encuentra formalmente encerrado en una celda del cuartel de la Gendarmería vaticana, ya que al parecer se encontraron más evidencias que comprueban su culpabilidad.

Es detenido en el Vaticano un sacerdote acusado de poseer pornografía infantil
Carlos Alberto Capella. Foto vía: Excélsior

El vaticano lo dio a conocer en un comunicado que dice: “El procedimiento se ha llevado a cabo por miembros de la Gendarmería vaticana. El imputado está detenido en una celda del cuartel del cuerpo de la Gendarmería, a disposición de la autoridad judicial”. En el mismo también indica que “el juez instructor ha tomado la decisión sobre la base de los párrafos 3 y 5 del artículo 10, de la ley VIII de 2013”, los cuales hablan sobre delitos que tienen que ver con consumir y poseer pornografía infantil, delitos que se pagan con uno a cinco años de cárcel y una multa de entre 2 mil 500 y 50 mil euros.

Es detenido en el Vaticano un sacerdote acusado de poseer pornografía infantil

Parece que hasta ahora comienzan a aplicar la llamada”tolerancia cero” que el papa Francisco prometió a su llegada, por allá del 2013 y que promulgó en el mismo año en el Código Penal del Vaticano. Y es que después de varios escándalos de este tipo que se han dado a conocer alrededor del mundo, parece que los altos mandos de la Iglesia ya no dejarán pasar ni un delito de este tipo. O al menos eso parece hasta el momento. Bueno, más tarde que nunca.

Es detenido en el Vaticano un sacerdote acusado de poseer pornografía infantil